Focos para el hogar ahorrativos, halogenos led

En los hogares es muy habitual incluir en los falsos techos o techos de pladur focos para iluminar zonas determinadas y crear ambientes cálidos y agradables, lo normal es comprar estos focos del tipo halógenos, son muy baratos y fáciles de colocar. Lo recambios no son muy caros y fáciles de cambiar. Pero sabemos lo que gastan estos focos, lo habitual es que cada foco consuma entre 35 y 50 vatios. La mejor forma de ahorrar es dar el paso y cambiarlo por halogenos led.

Además de la iluminación de la casa y pasar al led, podemos ahorrar mucho mirando otras fuentes de energía del hogar y no solo la electricidad. Una con la que se puede ahorrar mucho es el gas. Habitualmente en casa se cuenta con gas butano, la típica bombona naranja tan pesada, cabe destacar que el coste del metro cúbico de gas butano es casi el doble del coste del metro cúbico del gas natural, con lo que si por la puerta de tu casa pasa la cometida principal de gas natural, pasar a esta fuente de energía es ahorrar desde el primer día y todo gracias a los instaladores de gas natural.

Un gran ahorro con poca inversión

halogenos ledLa equivalencia entre led y halógenos en términos de potencia y relación lúmenes, esta del orden de un ratio de 6, es decir si para conseguir la iluminación requerida necesitamos como hemos dicho de 35 a 50 vatios en halógeno para bombillas led solo vamos a necesitar de 9 a 11 vatios. El ahorro en consumo eléctrico es evidente y cuantioso, se estima que para un uso medio de 6 horas al día durante un año una bombilla led frente a una halógena puede ahorrar hasta 10 euros al año en tu factura eléctrica.

Si analizas el coste de un foco halógenos frente a uno led veras que aunque su precio es más alto, solo con el dato indicado anteriormente en menos de un año de uso ya está amortizado, si a esto le sumas que la vida útil de lo led puede llegar a multiplicar por 10 la vida útil de un halógenos, pasando de 3.000 a 5.000 horas a más de 30.000 horas, ya los argumentos son aplastantes. No hay excusas para el cambio a led.

La mejor estrategia para el cambio es analizar cuidadosamente que cambiar y hacerlo por partes, no es lógico ni rentable cambiarlos todos, comienza cambiando las que más consumen y las que más se usan. Primero actúa sobre bombillas incandescentes y halógenas que duran menos, gastan más y nos han costado menos, y luego actúa sobre las bombillas fluorescentes que gastan menos que las anteriores, duran casi lo mismo pero que nos han costado más caras, no es cuestión de tirar a la basura ese dinero que invertimos en el pasado.

Mario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!