LA CLAVE DEL ÉXITO EN UN RECIBIDOR ESTRIBA EN SU ESPEJO

espejo recibidorSi eres una obsesa de la decoración como yo, entonces sabrás que nunca es suficiente.

Siempre quieres más, y cuando has acabado con la última punta de la casa, comienzas a darle la vuelta desde el principio, buscando innovar, romper, sorprender. Y es que te proyectas en todos y cada uno de sus rincones, dejando una parte de ti en cada uno de ellos. Cada toque, cada detalle, cada pormenor, habla de ti.

Yo ahora estoy inmersa en la remodelación de mi recibidor. Desde hace tiempo le estoy dando un aire más chic a la casa, a caballo entre lo Glam y lo Retro. En tendencias decorativas intento estar a la última, pendiente de las novedades que crean tendencia.

Concebir la decoración de un recibidor al punto de sacarle todo su potencial, no es tarea fácil. Es el entorno que acoge al recién llegado, el encargado de recibirlo en bienvenida y el que habla más elocuentemente de sus propietarios. Su naturaleza, por tanto, impone que sea atractivo, acogedor y armónico. Yo, rizando el rizo, pretendo, además, que despierte emociones…

Un hándicap con el que tengo que bregar es que mi recibidor no es excesivamente generoso en dimensiones. Así que, los detalles y elementos deben estar debidamente equilibrados. No te voy a descubrir nada nuevo si te digo que el espejo es el protagonista indiscutible de estos espacios. El que colgaba de la pared principal de mi recibidor estaba algo trasnochado; en su día fue todo un descubrimiento decorativo, pero con el paso de los años se ha quedado anticuado.

Estuve mucho tiempo buscando fabricantes de espejos para recibidores que me sorprendiesen, que no me dejasen indiferente, que consiguiesen noquearme emocionalmente hablando. Hasta que por fin di con lo que buscaba…

Tal es la fuerza y protagonismo de los diseños que descubrí me fue difícil decantarme por el modelo que ahora preside, flamante, mi vestíbulo. Aún me quedan los últimos toques, pero no precisaré de muchos elementos más.

Ahora, con mi nuevo espejo, al abrir la puerta de mi casa el visitante se queda boquiabierto.

 

 

 

Mario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!