Perfiles asesinos – Hombres

Ralph Dale ARMSTRONG – Expediente criminal

Ralph 
 Dale ARMSTRONG

Clasificación: Asesino

Características: violador condenado

Número de víctimas: 1

Fecha del asesinato:

23 de junio de 1980

Fecha de nacimiento: 1952

Perfil de la víctima: Charise Kamps, 19

Método de asesinato: Estrangulación

Ubicación: Madison, Wisconsin, Estados Unidos

Estado: Condenado a cadena perpetua en 1981

Corte Suprema de Wisconsin

revisión de una decisión de la corte de apelaciones julio de 2005

En lo que respecta a la inocencia, a veces la evidencia de ADN enturbia el agua.

Los lectores del Registro de malhechores deben saber que para que una persona condenada por un delito demuestre “inocencia real”, el preso debe presentar evidencia que socave la confianza del tribunal en el veredicto alcanzado por el jurado. Las reglas de apelación normalmente requieren que esta evidencia no haya estado disponible para el acusado en el momento del juicio.

Para muchos presos, las pruebas de ADN no estaban disponibles cuando fueron condenados, lo que dio lugar a muchas afirmaciones de inocencia real en casos que involucraban evidencia biológica.

En el caso de Ralph Armstrong, una montaña de evidencia ayudó a condenarlo por una brutal violación y asesinato en 1981. Unos 24 años después, la evidencia que es invisible para el ojo humano sin ayuda hizo que la Corte Suprema de Wisconsin desechara su condena y cadena perpetua más 16 años a favor de un nuevo juicio.

La pregunta ahora es si la mayoría en esa decisión estaba tan cegada por los resultados de las pruebas de ADN que eliminaron a Armstrong como fuente del semen encontrado en la escena que los jueces ignoraron un precedente de larga data y bajaron el listón para los reclusos que reclaman la exoneración debido a su ADN. no fue encontrado en la escena del crimen:

“La opinión de la mayoría puede eludir nuestra jurisprudencia bien establecida para la evidencia recién descubierta y concluir que Armstrong tiene derecho a un nuevo juicio solo al evitar el análisis crucial de si esta evidencia de ADN crea una probabilidad razonable de que se obtendría un resultado diferente. alcanzado en un nuevo juicio”, escribió el juez Patience Drake Roggensack en desacuerdo. “Debido a que concluyo que esta evidencia no crea una probabilidad razonable de que se llegue a un resultado diferente en un nuevo juicio y porque concluyo que la verdadera controversia, si Armstrong violó y asesinó a Charise Kamps, fue juzgada en su totalidad en 1981, discrepo respetuosamente. de la opinión de la mayoría.” Armstrong v. Estado, 2005 Wisc. LEXIS 356 (Disentimiento).

El juez Louis B. Butler Jr., escribiendo para la mayoría, encontró que los resultados del ADN eran «relevantes para el tema crítico de la identidad» que enfrenta el jurado, ya que Armstrong había argumentado que estaba en otro lugar cuando ocurrió el asesinato.

“Esta no es evidencia que tienda a ‘deshacerse’ de la acumulación de evidencia (de los fiscales). La evidencia de ADN desacredita una de las pruebas fundamentales que forman la base misma” del caso contra Armstrong.

Armstrong, un estudiante graduado de UW-Madison que estaba en libertad condicional de Nuevo México después de cumplir condena por sodomía y cuatro condenas por violación, fue declarado culpable de matar a Charise Kamps, de 19 años, cuyo cuerpo maltratado y ensangrentado fue encontrado desnudo con un corbata de bata de baño envuelta en su espalda en su apartamento. Un patólogo testificó que era probable que muriera por estrangulamiento y que la golpearan con un objeto contundente.

Charise había estado en compañía de Armstrong, su hermano Steve, la prometida de Armstrong, Jane May y otros la tarde del 23 de junio de 1980. Después de una fiesta en May’s y una cena en un restaurante de Madison, Armstrong, Kamps y May fueron a un casa de un amigo y luego a casa de May para ver la televisión. Mientras estaban en la fiesta, varios testigos testificarían que Charise y Armstrong estaban «coqueteando». Sus recuerdos, desafortunadamente, no son muy claros (lo que uno esperaría en una fiesta donde había marihuana, cocaína y alcohol) y son contradictorios sobre quién coqueteaba con quién.

Según el testimonio en su juicio, poco después, Armstrong y Charise fueron a su departamento, donde tomaron un trago y escucharon discos mientras esperaban completar un negocio de cocaína.

Luego salieron, compraron cocaína y luego regresaron a la casa de May. Aproximadamente a las 10:45 p. m., según el testimonio del juicio tanto de Armstrong como de May, Charise dejó el apartamento de May para regresar a su apartamento.

La última vez que se supo que Charise estaba viva fue entre las 11 y las 11:30 p. m., cuando llamó a un amigo en Prairie du Chien. El Dr. Robert Huntington, patólogo, ubicó la hora de la muerte de la víctima entre la medianoche y las 3:30 a. m.

Su cuerpo fue encontrado cuando el novio de Charise, Brian Dillman, trató de llamar a Charise desde Iowa temprano en la mañana del 24 de junio de 1980, pero la línea telefónica estaba ocupada. Después de repetidos intentos fallidos, llamó a Jane May y le pidió que revisara a Charise, momento en el que se encontró el cuerpo de la mujer. (Sobre las 12:40 horas del 24 de junio de 1980.)

Luego fue a la tienda que administraba y notificó a la policía del asesinato. También llamó a Armstrong, le contó lo sucedido y le pidió que fuera al apartamento de Charise, lo cual hizo.

En su juicio, Armstrong testificó que salió del piso de May para irse a su apartamento entre diez y veinte minutos más tarde, pero finalmente regresó a May a la 1 am del 24 de junio de 1980. May testificó que Armstrong podría haber regresado a su casa tan tarde como a las 3:30 am. pero también admitió que le había dicho a sus amigos que no había regresado en toda la noche. Más tarde explicó que se trataba de una declaración falsa, en sus palabras, un «comentario de flip».

Los fiscales refutaron la versión de Armstrong de que estaba de vuelta en el apartamento de May a la 1 a. m. llamando a un par de testigos que habrían visto u oído a Armstrong si hubiera entrado a esa hora.

“Terry Fink testificó que el músico Jackson Browne estaba haciendo una película promocional en State Street, incluida la filmación fuera de Pipefitter. Fink dijo que desde cinco o diez minutos antes de la 1:00 a. m. hasta la 1:45 a. m., estuvo en la acera a diez pies de la puerta principal del apartamento, observando al equipo de filmación y charlando con amigos. Fink testificó que nunca vio a Armstrong en el área ni entró a los apartamentos durante ese tiempo”, según la opinión mayoritaria de la Corte Suprema de Wisconsin.

“Jeff Zuba era el administrador residente de los apartamentos directamente encima de Pipefitter. … Zuba testificó que la puerta de su apartamento estaba frente a la puerta en la parte superior de la escalera principal y que podía escuchar a cualquiera que entrara o saliera del edificio. … No vio ni escuchó a Armstrong irse o regresar al edificio”.

El estado también presentó dos testigos para respaldar su teoría de que Armstrong fue al departamento de Charise después de la medianoche, en lugar de antes de las 10:00 p. m., como afirmó Armstrong.

El primer testigo fue Laura Chafee. Vivía directamente debajo del apartamento donde vivía Charise y escuchó algo de música, que parecía provenir del piso de arriba, a partir de las 12:05 a.m. Los detectives del Departamento de Policía de Madison hicieron que Chafee se sentara en su apartamento y escuchara música (Grand Funk Railroad) jugado en el apartamento de Charise. Chafee testificó que el sonido era similar. Josef Rut, un oficial de policía de Madison, testificó que sacó un álbum de Grand Funk del estéreo de Charise.

Dillman testificó que Armstrong una vez había tocado Grand Funk Survival para él. Dillman dijo que una copia del álbum estaba en el tocadiscos de Charise cuando acompañó a los investigadores en un recorrido por su apartamento varios días después de su asesinato. Otro testigo que trabajaba en Pipefitter y estuvo en la fiesta de May el 23 de junio también testificó que Armstrong le había dicho una vez que Grand Funk Survival estaba entre sus favoritos y que le tocó el álbum.

Para el segundo testigo, la policía se basó en el testimonio reacio mejorado con hipnosis de un travesti llamado Riccie Orebia, que vivía al otro lado de la calle de Charise Kamps y que pasó la noche del 23 de junio sentado en su porche (los tribunales no están de acuerdo sobre el pronombre correcto para usar con Riccie) viendo pasar el mundo entre las 10:30 p. m. y las 4 a. m.

Aunque no tenía reloj (Orebia le había preguntado a un transeúnte qué hora era y le dijo que eran las 11:45 p. m.), Orebia estimó que alrededor de las 12:30 p. m. vio un automóvil blanco con un negro pase superior en West Gorham y describió que el conductor tenía el cabello oscuro hasta los hombros. Orebia vio pasar el coche por segunda vez y aparcar fuera de la vista al otro lado de la calle.

Unos cinco o diez minutos después, Orebia vio a una persona, descrita como “delgada y muy musculosa”, caminar desde el estacionamiento, cruzar la calle y entrar al edificio de apartamentos de Charise. Unos cinco o diez minutos después de eso, el mismo hombre salió del edificio y se dirigió de regreso en la dirección por la que había venido.

Orebia testificó que pasaron otros cinco minutos, y la misma persona cruzó la calle, ingresó al edificio por segunda vez y luego, después de permanecer dentro otros cinco minutos, volvió a salir esta vez sin camisa. Orebia dijo que pasaron cinco minutos más, y la misma persona cruzó la calle corriendo hacia el edificio por tercera vez, se quedó unos 20 minutos y luego salió corriendo muy rápido, “brillando” como si estuviera aceitoso. Orebia luego observó que el automóvil negro sobre blanco se alejaba a toda velocidad del estacionamiento.

La descripción que hizo Orebia del hombre (pelo hasta los hombros, delgado y musculoso, y luego «brillante») se obtuvo a través de la hipnosis, un método reconocido pero muy delicado para interrogar a los testigos. El hipnotizador debe tener mucho cuidado de no “plantar” información o fomentar la “confabulación”, definida como la construcción de falsos recuerdos.

Desafortunadamente, parte de la información de Orebia puede haber sido contaminada, aunque el hipnotizador que realizó el interrogatorio lo niega.

“Durante su testimonio, Kihlstrom presentó extractos de la sesión grabada en video entre McKinley y Orebia. Kihlstrom notó que Lombardo estaba en la habitación durante la sesión, y que Orebia inicialmente describió al sospechoso como de cinco pies, tres pulgadas a cinco pies y cinco pulgadas de alto, pero McKinley preguntó sugerentemente sobre una altura de seis pies hasta que Orebia estuvo de acuerdo. con esa altura”, dice el dictamen de la Corte Suprema. “El abogado de Armstrong declaró que Armstrong mide seis pies y dos pulgadas de alto”.

Orebia identificó a Armstrong en una rueda de reconocimiento realizada en la escena del crimen, pero Armstrong no cooperó en la rueda de reconocimiento y tuvo que ser arrastrado hasta la escena, lo que obviamente lo diferenció de los otros hombres (que usaban pelucas, por cierto). forma). Más tarde, Riccie Orebia dio dos declaraciones a los abogados de Armstrong en las que atestiguaba que su cliente no era el hombre que vio en la escena del crimen.

“Sin embargo, en el juicio, Orebia se retractó de su retractación y afirmó que estaba seguro de que Armstrong era la persona que vio entrar y salir del edificio de apartamentos de Kamps tres veces la noche del 24 de junio de 1980”, escribió la mayoría de la Corte Suprema. “Orebia testificó que las declaraciones que dio el 5 y el 10 de noviembre de 1980 fueron deliberadamente falsas, dichas como mentiras deliberadas para socavar su credibilidad como testigo y, con suerte, resultar en su retiro como testigo”.

Armstrong se sometió voluntariamente a una prueba que reveló rastros de sangre debajo de las uñas de las manos, las uñas de los pies y la correa del reloj. Le dijo a las autoridades que la sangre provenía de un corte en la rodilla, así como el hecho de que había tenido relaciones sexuales con su novia durante su período menstrual.

Dillman testificó que le prestó a Armstrong $500 para la compra de un automóvil (similar al descrito por Riccie Orebia), y que mientras hablaba con Charise en la fiesta, escuchó a Armstrong dándole dinero e indicando que eran $400 en pago parcial de el préstamo. May testificó que tanto Charise como Armstrong le habían dicho sobre el reembolso de $400.

Sin embargo, cuando la policía registró el apartamento, no se encontró dinero.

“El Estado teorizó que después de que Armstrong asesinó a Kamps, le robó a Kamps los $400 que le había dado esa misma noche”, dice la opinión mayoritaria en el resumen de los hechos del caso. “En la tarde del 24 de junio de 1980, el Estado estableció que Armstrong depositó $315 en efectivo en su cuenta bancaria. Tanto en la declaración de apertura como en la de cierre, el Estado enfatizó los $400 que faltaban en el apartamento de Kamps y el depósito en efectivo de $315 de Armstrong la tarde siguiente, afirmando que ambos casos juntos eran una indicación de la culpabilidad de Armstrong”.

Un oficial testificó en el juicio que él y otro oficial buscaron en “casi cualquier lugar imaginable en el que pensamos que habría dinero escondido. Cajones, cómodas, armarios, cualquier cosa”, incluso ropa, en el apartamento de Kamps sin encontrar los $400.

En su defensa, Armstrong testificó que su hermano, Steve, le dio $300 como pago por la ropa que Armstrong le compró y por el alquiler de verano de Steve.

Sin embargo, fue el rastro de evidencia: semen de un «secretor» encontrado en la escena, alguien cuyo tipo de sangre es identificable a través del semen (alrededor del 80 por ciento de la población masculina de América del Norte) y vello púbico consistente con el de Armstrong, lo que fue fundamental para la decisión del Estado. caso.

Un científico forense testificó en el juicio que atestiguó que hay entre 60 y 70 características que compara entre los cabellos para determinar si dos son «similares» o «consistentes». Se necesita una mayoría para determinar que dos cabellos son «consistentes».

Después de revisar el expediente, la Corte de Apelaciones de Wisconsin concluyó que “a pesar de lo cerrado de este caso, Armstrong no nos ha convencido de que la evidencia recién descubierta razonablemente haría que un nuevo jurado desacreditara la evidencia circunstancial incriminatoria”.


Aunque “un nuevo jurado podría llegar a un veredicto diferente,… Armstrong no ha demostrado que la evidencia recién descubierta cree clara y convincentemente una probabilidad razonable de que el resultado sea diferente en un nuevo juicio”.

La Corte Suprema de Wisconsin no estuvo de acuerdo y descartó la necesidad de demostrar “pruebas claras y convincentes” que otro jurado podría llegar a una conclusión diferente.

MarkGribben.com

Nuevo juicio para Ralph Armstrong

TalkLeft.com

12 de julio de 2005

Revocando las decisiones de un tribunal de primera instancia y del tribunal estatal de apelaciones, la Corte Suprema de Wisconsin ordenó hoy un nuevo juicio para Ralph Armstrong, condenado por la violación y asesinato de Charise Kamps en 1980. Si bien la fiscalía se aferró a su teoría de que Armstrong fue el violador, tuvo dificultades para explicar nuevas Pruebas de ADN que excluyeron a Armstrong como la fuente del semen recuperado de Kamps. Resultó que el semen pertenecía al novio de Kamps.

No obstante, la acusación argumentó que «los pelos de la cabeza encontrados en el cinturón de una bata de baño que cubría el cuerpo mutilado de Kamps… eran similares al» cabello de Armstrong, y bueno, la similitud superficial debería ser lo suficientemente buena como para sustentar una condena por asesinato, ¿no? Equivocado. Nuevo
ADN las pruebas revelaron que los pelos no procedían de Armstrong.

El caso inestable de la fiscalía siempre fue controvertido, dada la decisión que tomó la policía de «reconstruir» los hechos hipnotizando a un testigo, y el subsiguiente testimonio del testigo.

En el juicio original, los fiscales se basaron en el testimonio de Riccie Orebia, una prostituta travesti, quien dijo que vio a un hombre que se ajustaba a la descripción de Armstrong conduciendo un automóvil que se parecía al de Armstrong entrando y saliendo varias veces del apartamento de Kamps. Orebia, quien se sometió a hipnosis para ayudar a recordar los eventos de la noche, luego se retractó de su testimonio y luego se retractó de la retractación.

La fiscalía también apoyó su caso en otros errores.

El estado también argumentó que una sustancia debajo de las uñas de Armstrong era sangre, pero las pruebas posteriores descubrieron que no lo era.

A pesar de la dramática nueva evidencia que socava el caso de la fiscalía, Armstrong ganó un nuevo juicio por solo una decisión de 4-3. Felicitaciones a Barry Sheck, Jerome Buting y al resto del equipo de defensa por darle a Armstrong la oportunidad de tener un juicio justo.



Presentación judicial: Ralph Armstrong fue incriminado por el asesinato de Madison

Los abogados dicen que otro hombre confesó el crimen y el fiscal del condado de Dane violó las reglas para encubrirlo.

LaPaginaDiaria.com

viernes 25/04/2008

A mediados de la década de 1990, Steve Armstrong confesó el asesinato en 1980 de un estudiante de UW-Madison por el cual su hermano Ralph Armstrong fue condenado, según una nueva presentación ante un tribunal de apelaciones estatal. La policía, dice, no investigó y el fiscal tomó medidas para destruir las pruebas que podrían haber probado la inocencia de Ralph Armstrong.

“[T]declaró que suprimió y ocultó deliberadamente, durante aproximadamente los últimos trece años, información de que un tercero conocido confesó la violación y el asesinato de la víctima en este caso”, afirma el escrito, presentado el 17 de abril por los abogados defensores de Armstrong, Jerome Buting de Brookfield y Barry Scheck de Nueva York. El informe al Dist. de Wisconsin. 4 El Tribunal de Apelaciones llama a esta confesión “pruebas de descargo que respaldan la afirmación de Ralph Armstrong de que es inocente de este delito”.

Continúa diciendo que el ex asistente del fiscal de distrito del condado de Dane, John Norsetter, el fiscal original de Armstrong, fue contactado personalmente por una de las personas a las que Steve Armstrong le confesó. Pero Norsetter, quien se retiró de la oficina el año pasado, supuestamente no solo no investigó ni notificó a los abogados defensores de Armstrong sobre esta confesión, sino que posteriormente ordenó una prueba que destruyó las pruebas que podrían haber establecido la culpabilidad de Steve Armstrong.

“Incluso intentar tal prueba sin decirle al tribunal o a la defensa sobre la confesión del tercero fue, en el mejor de los casos, imprudente, en el peor, un intento deliberado de manipular la verdad e incriminar a un hombre inocente”, afirma la presentación.

Ralph Armstrong, ahora de 55 años, fue condenado en 1981 por matar a la estudiante de primer año de UW-Madison, Charise Kamps, de 19 años, en un apartamento del centro de Madison; siempre ha mantenido su inocencia. En 2005, la Corte Suprema de Wisconsin anuló su condena, luego de que las pruebas lo excluyeran como la fuente del ADN de la escena del crimen. La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Dane se está preparando para volver a juzgar el caso.

La presentación (ver documento adjunto) de Buting y Scheck, este último un abogado defensor penal conocido a nivel nacional y codirector del Proyecto Inocencia en la Facultad de Derecho de Cardoza, está acompañada por dos declaraciones juradas, de los residentes de Texas Fawn Elaine Cave y Debbie Holsomback. Ambos dan relatos casi idénticos de un encuentro con Steve Armstrong que tuvo lugar en el verano de 1994 o 1995. (Holsomback recuerda que fue en 1995; Cave dice que fue en 1994 o 1995).

Según ambas mujeres, conocieron a Steve Armstrong durante una visita a la madre de Cave en Roswell, Texas. Steve Armstrong, dicen, en un momento comentó que sabía que su hermano Ralph no era culpable y estaba preocupado por lo que Ralph podría hacerle cuando saliera de prisión. Dijo, a modo de explicación: “Ralph no lo hizo. Lo hice.»

Steve Armstong, afirma la declaración jurada de Holsomback, procedió a relatar detalles gráficos del asesinato, “incluido que usó una escoba sobre la víctima con un objeto afilado adherido”. La presentación de Buting y Scheck dice que estos detalles son “consistentes tanto con los hechos conocidos públicamente como con los desconocidos del homicidio de Kamps”.

La declaración jurada dice que Steve Armstrong estaba en Madison en ese momento, visitando a su hermano. Ambos hombres fueron detenidos inicialmente por la policía. Posteriormente, Ralph fue acusado del crimen. Steve fue puesto en libertad y regresó a Texas. Murió en Tennessee en julio de 2005.

Tanto Cave como Holsomback se esforzaron por informar a las autoridades lo que Steve Armstrong había dicho, a pesar de haberlos despedido con una advertencia de que sabía dónde vivían y formando su mano en una posición de «pistola». Cave dice que contactó al FBI y posiblemente a la policía en Roswell. Holsomback dice que llamó a la oficina del fiscal de distrito del condado de Dane y habló con un hombre llamado «John» que se identificó como el fiscal de Ralph Armstrong. La presentación identifica a este individuo como John Norsetter.

Ambas mujeres dicen que sus informes no fueron tomados en serio. Norsetter supuestamente le dijo a Holsomback que no tenía dudas de que había condenado al hombre correcto.

Según Buting y Scheck, ni Norsetter ni nadie más de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Dane llamó su atención sobre el hecho de que recibió información sobre los comentarios de Steve Armstrong. Dicen que si bien existe cierta duda sobre la obligación del estado de proporcionar esta información posterior a la condena, tenía un claro deber de hacerlo desde 2005, cuando se revocó la condena de Ralph Armstrong y quedó pendiente un nuevo procesamiento, en un caso conocido como
Brady
.

Pero la presentación establece que Norsetter hizo más que simplemente no decirles a los defensores de Ralph Armstrong sobre esta divulgación. Dice que en 2006 violó una orden judicial al ordenar una prueba de ADN en una muestra restante del ADN de la escena del crimen que efectivamente destruyó la muestra. Además, el tipo de prueba ordenada, una prueba Y-STR, analizó solo una parte del perfil de ADN que para las personas relacionadas paternamente habría sido la misma.

«Señor. La decisión de Norsetter de realizar pruebas de ADN que él sabía no sería capaz de distinguir a los hermanos entre sí, cuando él sabía que el hermano de Armstrong hubiera confesado el crimen, sin decirle al tribunal ni a la defensa sobre la confesión, fue nada menos que una conducta imprudente e indignante”, dice el escrito. “En el proceso de usar esta estratagema engañosa, destruyó [the] mancha de semen que contenía el ADN nuclear más discriminatorio que podría haber distinguido a Ralph de su hermano…”

Buting y Scheck solicitan a la corte de apelaciones que ordene más procedimientos sobre estas nuevas revelaciones. “Además”, dicen, “debido a la naturaleza legal y éticamente seria de esta evidencia, el Tribunal debe tomar la custodia inmediata del expediente del juicio y posterior a la condena del fiscal del distrito en este caso, copiarlo y sellarlo para su custodia hasta que se realice una revisión independiente. revisión puede determinar el verdadero alcance de este o cualquier otro
Brady
, debido proceso o violaciones éticas. También pide que todos los documentos relacionados con Steve Armstrong sean “revelados de inmediato a la defensa”.

Una llamada que se dejó en la casa de John Norsetter en Madison no fue respondida de inmediato. El fiscal del condado de Dane, Brian Blanchard, dice que no puede comentar, ya que aún no ha hablado con Norsetter sobre el asunto y no tiene información más allá de lo que se proporcionó en la presentación ante el tribunal de apelaciones.

El 24 de abril, el estado respondió, oponiéndose a la moción de los abogados de Armstrong para permitir esta nueva evidencia. El escrito de respuesta de la fiscal general adjunta Sally Wellman dice que las declaraciones juradas de Cave y Holsomback no establecen que Norsetter ocultó pruebas deliberadamente o incluso que Holsomback se puso en contacto con Norsetter. Llamó a las declaraciones juradas “meras alegaciones de hechos, alegaciones que no están confirmadas ni probadas”.

El escrito de Wellman continúa afirmando que las alegaciones en la moción de Armstrong “no tienen absolutamente ninguna relevancia” para su caso pendiente. Dice que sería “totalmente impropio” que la corte de apelaciones permitiera que el registro se complementara con esta nueva información, pero reconoce que está dentro de las facultades de la corte enviar el caso de vuelta a la corte de circuito para una audiencia probatoria.

Armstrong, argumenta el estado, no puede recibir ningún alivio adicional más allá de un nuevo juicio, que la Corte Suprema ya ordenó. Finalmente, se opone a la solicitud de aseguramiento del expediente alegando que no se ha establecido el debido proceso ni violaciones éticas.

Detective del Crimen

Los trapitos del armario investiga los rincones más oscuros de la vida humana. Ofrece a los espectadores historias de crímenes de la vida real. Nuestro sitio está dedicado a historias de crímenes reales, porque la realidad es más oscura que la ficción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba