Perfiles asesinos - Mujeres

Kathy BOUDIN – Expediente criminal

kathy boudin

Clasificación: Asesino

Características:

Extrema izquierda radical estadounidense –

Robo a mano armada

Número de víctimas: 3

Fecha de los asesinatos:

20 de octubre de 1981

Fecha de arresto:

Mismo día

Fecha de nacimiento:

19 de mayo de 1943

Perfil de las víctimas: pedro paige (Guardia de seguridad) / Sargento. Edward O’Grady y el oficial Waverly Brown (policías)

Método de asesinato:

Tiroteo

Ubicación: Nanuet, Nueva YorkEE.UU

Estado:

Declarado culpable. Condenado a 20 años a cadena perpetua. Publicado el

17 de septiembre de 2003

Kathy Boudin
(nacida el 19 de mayo de 1943) es una radical estadounidense de extrema izquierda que fue condenada en 1984 por homicidio grave por su participación en un robo a mano armada que resultó en la muerte de dos policías y un guardia de seguridad. Fue liberada de prisión en 2003. Actualmente es profesora adjunta en la Universidad de Columbia.

Vida temprana y familia

Kathy Boudin nació el 19 de mayo de 1943 en una familia judía con una larga historia de izquierda y se crió en Greenwich Village, Nueva York. Su tío abuelo fue Louis B. Boudin, un teórico marxista. Su padre, el abogado Leonard Boudin, había representado a clientes tan controvertidos como Judith Coplon, Fidel Castro y Paul Robeson. Abogado del Sindicato Nacional de Abogados, Leonard Boudin era el socio legal de Victor Rabinowitz, él mismo abogado de numerosas organizaciones de izquierda. El hermano mayor de Kathy, Michael Boudin, es actualmente juez en el Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito de los Estados Unidos. Es sobrina del periodista IF Stone.

Kathy Boudin asistió al jardín de infantes en Little Red School House y su escuela secundaria, la escuela secundaria Elisabeth Irwin en Manhattan. Aunque fue a Bryn Mawr College con la intención de prepararse para la facultad de medicina, sus intereses rápidamente se volcaron hacia la política. 1965, su último año en Bryn Mawr lo pasó estudiando en la Unión Soviética. El gobierno soviético le pagaba 75 rublos al mes y, según su currículum, enseñaba en una granja colectiva soviética. Kathy Boudin también asistió a recepciones y funciones con sus padres en la Misión de Cuba ante las Naciones Unidas en Nueva York. También asistió a la Facultad de Derecho de la Universidad Case Western Reserve durante un año.

Clima subterráneo

En las décadas de 1960 y 1970, Boudin se involucró mucho con Weather Underground. Los Weathermen bombardearon el Pentágono, el Capitolio de los Estados Unidos, la Asociación Benéfica de la Policía de Nueva York, la Junta Correccional de Nueva York, así como las oficinas de empresas multinacionales. Boudin, junto con Cathy Wilkerson, sobrevivió a la explosión de una casa adosada en Greenwich Village en 1970, la detonación prematura de una bomba de clavos que estaba destinada a un baile de soldados en Fort Dix, Nueva Jersey. Boudin tenía 27 años en ese momento. Ambas mujeres esperaban juicio, bajo fianza por sus supuestas acciones en Days of Rage en Chicago varios meses antes. Wilkerson había sido liberado con una fianza de $20,000 y Boudin estaba en libertad con una fianza de $40,000.

Un informe desclasificado del FBI sobre contactos extranjeros de la Organización Weather Underground producido por la Oficina de Campo de Chicago del FBI informó que, «El 10 de febrero de 1976, una fuente en condiciones de poseer dicha información informó que Leonard Boudin… había indicado a un amigo que kathie [sic] estaba actualmente en Cuba.» El bufete de abogados de Rabinowitz, Boudin, Standard, Krinsky & Lieberman, PC, proporciona representación legal para el gobierno cubano en los Estados Unidos.

1981 Brinks Robo

En 1981, cuando Kathy Boudin tenía 38 años, ella y varios miembros de Weather Underground y Black Liberation Army robaron un vehículo blindado Brinks en el Nanuet Mall, en Nanuet, Nueva York. Después de que Boudin dejó a su hijo pequeño, Chesa, en casa de una niñera, tomó el volante del vehículo de escape, un camión U-Haul. Esperó en un estacionamiento cercano mientras sus cómplices fuertemente armados llevaban otro vehículo a un centro comercial local donde un camión de Brinks estaba haciendo una entrega. Se enfrentaron a los guardias y de inmediato estallaron disparos, hiriendo gravemente al guardia Joe Trombino y matando a su compañero de trabajo, Peter Paige. Luego, los cuatro tomaron $ 1.6 millones en efectivo y se reunieron con Boudin.

Un estudiante de secundaria alerta llamó a la policía después de ver a la pandilla abandonando el vehículo de escape y entrando al U-Haul. Un oficial de policía vio y detuvo el U-Haul, pero solo pudieron ver a Boudin en el asiento del conductor. Boudin luego salió de la cabina y levantó las manos.

Los policías que los atraparon testificaron que Boudin, fingiendo inocencia, les rogó que bajaran las armas y les hizo bajar la guardia; Boudin dijo que ella permaneció en silencio, que los oficiales se relajaron espontáneamente. Después de que la policía bajó sus armas, seis de los hombres en la parte trasera de la camioneta armados con armas automáticas salieron de la parte trasera de la camioneta, sorprendiendo a los cuatro policías, uno de los cuales, Waverly Brown, murió instantáneamente. Boudin y David Gilbert, un radical de Weatherman y padre del hijo pequeño de Boudin, supuestamente actuaron como señuelos y como conductores de fugas: los ladrones de Brinks que la policía estaba buscando eran todos del Ejército de Liberación Negro y conducían un automóvil rojo. El oficial Edward O’Grady vivió lo suficiente para vaciar su revólver, pero mientras recargaba, recibió varios disparos con un M16. Noventa minutos después, murió en el hospital. Los otros dos oficiales escaparon con heridas leves. Los ocupantes del U-Haul se dispersaron, algunos se subieron a otro auto de fuga, otros secuestraron a un automovilista cercano mientras Boudin intentaba huir a pie. Un oficial penitenciario fuera de servicio, Michael J. Koch, la detuvo poco después del tiroteo. Cuando fue arrestada, Boudin dio su nombre como Barbara Edson.

Otros tres miembros del Ejército de Liberación Negro no lograron escapar ese día. Los meteorólogos Gilbert, Samuel Brown y Judith Alice Clark chocaron su automóvil mientras hacían un giro brusco y fueron arrestados por la policía. Dos días después, Samuel Smith y Nathaniel Burns fueron vistos en un automóvil en Nueva York. Después de un tiroteo con la policía que dejó a Smith muerto, Burns fue capturado. Tres participantes más fueron arrestados varios meses después.

La mayoría de los acusados ​​recibieron tres sentencias consecutivas de 25 años a cadena perpetua, lo que los hizo elegibles para libertad condicional en el año 2058. Boudin contrató a Leonard Weinglass para que la defendiera. Weinglass, socio legal del padre de Boudin, arregló un acuerdo con la fiscalía y Boudin se declaró culpable de un cargo de delito grave de asesinato y robo, a cambio de una pena de veinte años a cadena perpetua.

Prisión

Boudin estuvo encarcelada en el Centro Correccional para Mujeres de Bedford Hills en Nueva York, donde trabajó con pacientes de SIDA y en educación de adultos. Mientras estuvo allí, tuvo un papel central en la creación de cinco programas formales:

  • el Programa para Adolescentes, que apoya a los adolescentes y preadolescentes cuyas madres están encarceladas, fortaleciendo el vínculo madre-hijo durante su separación y ayudando a los adolescentes a convertirse en adultos jóvenes positivos y saludables;

  • el Programa de Educación para Padres, que ayuda a las madres reclusas a aprender a ser padres responsables de niños en edad preescolar, primaria y adolescentes mientras están separadas por la prisión;

  • el Programa de Alfabetización de Adultos, que utilizó un plan de estudios innovador que escribió Boudin, fue una consecuencia del trabajo que hizo para obtener su Maestría en Educación de Adultos, obtenida mientras estaba en Bedford Hills;

  • el Programa de SIDA y Salud de la Mujer es el primer programa de salud comunitario entre pares dedicado al SIDA entre los reclusos; y

  • el Programa Universitario, que brindó cursos y títulos a mujeres privadas de libertad. Boudin ayudó a organizar un consorcio de universidades privadas para ofrecer este programa después de que el estado de Nueva York recortó todos los fondos públicos para la educación superior en las cárceles.

Mientras estuvo encarcelado, Boudin publicó artículos en el Revisión educativa de Harvard («Educación de alfabetización participativa tras las rejas: el SIDA abre la puerta», verano de 1993, 63(2)), en
Rompiendo las reglas: mujeres en prisión y terapia feminista
por Judy Harden y Marcia Hill («Lecciones del programa de una madre en prisión: un enfoque psicosocial apoya a las mujeres y sus hijos», publicado simultáneamente en Mujeres y Terapia,
21), y en Rompiendo los muros del silencio: el SIDA y las mujeres en una prisión de máxima seguridad del estado de Nueva York.

ella es coautora Manual de crianza temporal para padres encarcelados publicado por Bedford Hills en 1993. Coeditó
Crianza desde adentro/afuera: Voces de madres en prisión
publicado conjuntamente por instituciones penitenciarias y la Fundación Osborne.

Boudin también escribió y publicó poesía mientras estaba encarcelado, publicando en libros y revistas, incluida la Antología del Premio del Centro PEN. Haciendo tiempo, Jardín de hormigón 4, y
Extranjeros en la frontera
. Ganó un premio PEN internacional por su poesía en 1999.

Boudin continuó con su educación como estudiante de doctorado en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), que incluyó la participación en el equipo de investigación del Centro de Graduados de CUNY que produjo el estudio. Cambiando Mentes: El Impacto de la Universidad en una Prisión de Máxima Seguridad.

El hijo de Boudin y Gilbert, Chesa Boudin, fue adoptado por los exlíderes de Weatherman Bill Ayers y Bernardine Dohrn.

Libertad condicional

A Boudin se le otorgó la libertad condicional el 20 de agosto de 2003 en su tercera audiencia de libertad condicional y fue liberada del Centro Correccional de Bedford Hills el 17 de septiembre de 2003. Aceptó un trabajo en la Clínica de VIH/SIDA en el Centro Hospitalario St. Luke’s-Roosevelt, cumpliendo con el trabajo disposiciones de libertad condicional que requerían perspectivas laborales activas.

Surgió una controversia cuando la familia de la víctima y otras personas discutieron si ella estaba realmente arrepentida por su crimen o si en cambio estaba enmascarando su política radical para obtener su libertad. Apoyando esta acusación había una declaración, años antes, de William Kunstler, socio legal de Leonard Weinglass, el abogado de Boudin. Kunstler había explicado la evolución de Boudin de activista político a revolucionario violento: “Fui a la penitenciaría de Bedford Hills hace unas semanas y hablé con Kathy Boudin. Kathy había llegado a un punto en el que pensaba, junto con otros, que la no violencia era ineficaz y que había que dar el siguiente paso, hacia la violencia”.

En mayo de 2004, después de su libertad condicional, Boudin publicó en la publicación Fellowship de Fellowship of Reconciliation. Posteriormente, recibió una Ed. D. del Colegio de Profesores de la Universidad de Columbia. Además de su trabajo en St. Luke’s-Roosevelt, la Dra. Boudin ha trabajado como consultora de la Asociación Osborne en el desarrollo de un Proyecto de responsabilidad de los a largo plazo que se lleva a cabo en las instalaciones correccionales del estado de Nueva York utilizando un enfoque de práctica restaurativa. También ha sido consultora de Vermont Corrections, la Women’s Prison Association y supervisa a trabajadores sociales.

profesor de la Universidad de Columbia

Actualmente es profesora adjunta en la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Columbia, un nombramiento controvertido.

Wikipedia.org

El robo de Brink de 1981
fue un robo a mano armada cometido el 20 de octubre de 1981, que fue llevado a cabo por miembros del Ejército de Liberación Negra Jeral Wayne Williams (Alias Mutulu Shakur), Donald Weems (Alias Kuwasi Balagoon), Samuel Brown (Alias Solomon Bouines), Samuel Smith, Nathaniel Burns (Alias Sekou Odinga) y Cecilio «Chui» Ferguson; varios ex miembros de Weather Underground, que ahora pertenecen a la Organización Comunista 19 de Mayo, incluidos David Gilbert, Judith Alice Clark, Kathy Boudin y Marilyn Buck; y un número desconocido de cómplices.

Robaron $ 1,6 millones de un vehículo blindado de Brink en el centro comercial Nanuet Mall, en Nanuet, Nueva York, matando a dos policías, Edward O’Grady y Waverly Brown (el segundo miembro afroamericano del departamento de policía de Nyack, Nueva York) y un Brink’s guardia, Peter Paige.

Robo

El robo comenzó cuando Boudin dejó a su hijo pequeño, Chesa Boudin, en casa de una niñera antes de tomar el volante del vehículo de escape, un camión U-Haul. Esperó en un estacionamiento cercano mientras sus cómplices fuertemente armados conducían una camioneta roja hacia el centro comercial Nanuet Mall, donde un camión de Brink’s hacía una recogida.

A las 3:55 pm, los guardias de Brink, Peter Paige y Joe Trombino, salieron del centro comercial con bolsas de dinero. Mientras cargaban el dinero en el camión, los ladrones salieron de su camioneta y atacaron. Uno disparó dos tiros de escopeta contra el parabrisas a prueba de balas de la camioneta, mientras que otro abrió fuego con un rifle M16. Paige fue golpeada varias veces y murió instantáneamente. Trombino pudo disparar un solo tiro con su pistola, pero varios disparos lo alcanzaron en el hombro y el brazo y casi le separan el brazo del cuerpo. Los delincuentes se apoderaron de $1.6 millones en efectivo, regresaron a su camioneta y huyeron de la escena.

Trombino sobrevivió a sus heridas y continuó trabajando para la empresa Brink durante los siguientes 20 años; fue asesinado a los 68 años, mientras realizaba una entrega de Brink’s en los ataques del 11 de septiembre.

cambio de coche

Después de huir de la escena, los ladrones se dirigieron al estacionamiento donde los esperaba un Honda amarillo y el camión U-Haul, tripulado por miembros de la Organización Comunista 19 de Mayo. Los ladrones rápidamente arrojaron las bolsas de dinero en el automóvil y el camión y se dieron a la fuga. En una casa al otro lado de la calle, un estudiante universitario alerta los vio mientras cambiaban de vehículo y llamaban a la policía.

Mientras tanto, unidades policiales de todo el condado convergían en el centro comercial donde ocurrió el tiroteo e intentaban cortar todas las rutas de escape posibles. Pronto, los agentes de policía Edward O’Grady, Waverly Brown, Brian Lennon y Artie Keenan vieron y detuvieron el camión U-Haul, con David Gilbert y Kathy Boudin en los asientos delanteros, junto con el Honda amarillo en una rampa de entrada al Nuevo Autopista del estado de Nueva York en la ruta 59 del estado de Nueva York. La policía no estaba segura de tener el camión correcto, ya que se informó que el los ladrones eran todos de piel negra, mientras que los ocupantes de este vehículo eran de piel blanca (una parte deliberada del plan original de los ladrones, con la esperanza de engañar a la policía). Pero dado que el camión coincidía con la descripción del vehículo de escape que estaban buscando, los oficiales lo detuvieron y se acercaron con las armas en la mano.

segundo tiroteo

Los policías que los atraparon testificaron que Boudin, fingiendo inocencia, les suplicó que bajaran las armas y los convenció de que bajaran la guardia; Boudin dijo que ella permaneció en silencio, que los oficiales se relajaron espontáneamente. Después de que la policía bajó sus armas, seis hombres armados con armas automáticas y chalecos antibalas salieron de la parte trasera del camión y comenzaron a disparar contra los cuatro policías. El oficial Brown fue golpeado repetidamente por disparos de rifle y se derrumbó en el suelo. Luego, un ladrón se acercó a su cuerpo tendido y le disparó varios tiros más con una pistola de 9 mm, asegurando su muerte. Keenan recibió un disparo en la pierna, pero logró agacharse detrás de un árbol y devolver el fuego.

El oficial O’Grady vivió lo suficiente para vaciar su revólver, pero mientras recargaba, le dispararon varias veces con un M16. Noventa minutos después, murió en la mesa de operaciones de un hospital. Mientras tanto, Lennon, que estaba en su patrulla cuando comenzó el tiroteo, trató de salir por la puerta del pasajero delantero, pero el cuerpo de O’Grady estaba atascado contra la puerta. Observó cómo los sospechosos saltaban de nuevo al U-Haul y aceleraban directamente hacia él. Lennon disparó su escopeta varias veces contra el camión que circulaba a toda velocidad cuando chocó con su coche de policía.

Los ocupantes del U-Haul se dispersaron, algunos se subieron al Honda amarillo, otros secuestraron a un automovilista cercano mientras Boudin intentaba huir a pie. Un oficial penitenciario fuera de servicio la detuvo poco después del tiroteo. Cuando fue arrestada, Boudin dio su nombre como Barbara Edson.

Arrestos

Otros tres sospechosos no lograron escapar. 19 de mayo Los comunistas Chris Dobbs, Samuel Brown y Judith Alice Clark estrellaron el Honda al dar una vuelta cerrada. El jefe de policía de South Nyack, Alan Colsey, fue el único oficial inicialmente en la escena del accidente, pero logró mantenerlos a punta de pistola hasta que llegaron refuerzos. Después de eso, los tres fueron arrestados. Dentro del auto, la policía encontró $800,000 del robo y una pistola de 9 mm en el piso del asiento trasero.

La policía rastreó la matrícula de uno de los vehículos que escaparon hasta un apartamento en Nueva Jersey. En el interior, la policía encontró armas, materiales para fabricar bombas y planos detallados de seis comisarías de policía de Manhattan. Las investigaciones posteriores revelaron que el apartamento fue alquilado por Marilyn Buck, otra ex Weatherman convertida en comunista el 19 de mayo que había sido arrestada previamente por proporcionar armas a la BLA. Había sido sentenciada a 10 años de prisión, pero en 1977 se le concedió una licencia y nunca regresó.

Mientras estaba en el apartamento, la policía también encontró documentos que incluían una dirección en Mt. Vernon, Nueva York, una pequeña ciudad en el condado de Westchester a unas 20 millas del centro comercial donde ocurrió el robo. Cuando la policía allanó ese apartamento, encontraron ropa ensangrentada, municiones, más armas y pasamontañas. La investigación posterior reveló que la ropa ensangrentada pertenecía a Buck, quien accidentalmente se disparó en la pierna cuando trató de sacar su arma durante el tiroteo con la policía.

Todas las placas de los vehículos vistos cerca de la dirección de Mt. Vernon se ingresaron en el sistema NCIC. Dos días después, los detectives de la policía de Nueva York vieron un Chrysler de 1978 con una placa que se había visto en el apartamento de Mt. Vernon. El vehículo, conducido por Samuel Smith y Sekou Odinga, huyó de la policía cuando intentaron detenerlo. Después de que el vehículo chocara, los dos ocupantes se enfrentaron a la policía en un tiroteo que dejó a Smith muerto y a Odinga capturada. Dentro del bolsillo de la camisa de Smith, la policía encontró una bala calibre .38 aplastada que creen que fue disparada con el arma reglamentaria del oficial O’Grady. Tres participantes más fueron arrestados varios meses después, incluido Weems (Balagoon).

La investigación de los participantes en el robo continuaría durante años. Buck fue arrestado en 1985. La última persona arrestada en relación con él fue Willams (Shakur), el cabecilla del robo, en 1986.

Juicios y sentencias

Gilbert, Weems y Clark fueron los primeros ladrones de Brink en ir a juicio. Debido a que el BLA era conocido por intentar sacar a sus miembros de la prisión (como en el caso de Assata Shakur), se tomaron precauciones de seguridad masivas, convirtiendo el juzgado de Goshen, Nueva York, en un recinto fuertemente armado. El trabajo de presidir lo que se esperaba que fuera un juicio arduo y potencialmente peligroso se le asignó al juez David S. Ritter, quien trató de equilibrar la garantía de los derechos de los impopulares acusados ​​con el mantenimiento de la paz en la sala del tribunal mientras utilizaba enfoques no convencionales para hacer que su caso. Los tres acusados ​​rechazaron la asistencia de los abogados defensores y optaron por representarse a sí mismos. Su argumento era que, dado que no reconocían la autoridad de los Estados Unidos, el gobierno no tenía derecho a enjuiciarlos. A lo largo del juicio, interrumpieron repetidamente el proceso gritando consignas antiestadounidenses, proclamando estar «en guerra» con el gobierno y negándose a respetar cualquier aspecto del sistema legal estadounidense. Llamaron al robo una «expropiación» de los fondos que se necesitaban para formar un nuevo país en unos pocos estados selectos del sur que idealmente estarían poblados solo por afroamericanos.

Cuando llegó el momento de que los acusados ​​presentaran su caso, solo llamaron a un testigo, Nathaniel Burns (Sekou Odinga), quien ya había sido condenado por múltiples robos a bancos. Dijo que su organización estaba «luchando por la liberación y la autodeterminación de los negros en este país». Burns testificó que los asesinatos fueron adecuados porque las tres víctimas habían interferido con la «expropiación». En su opinión, el robo de dinero estaba moralmente justificado porque esos fondos «fueron robados a través del trabajo esclavo que se les impuso a ellos ya sus antepasados». Después de su testimonio, los acusados ​​lo elogiaron y lo sacaron de la sala del tribunal para cumplir su sentencia de prisión federal de 40 años. Al jurado no le convenció el razonamiento de Burns y, al final del juicio, le tomó al jurado solo cuatro horas de deliberación emitir un veredicto que condenara a los tres acusados ​​de robo a mano armada y tres cargos de asesinato. Cuando se anunció el veredicto, Clark, Gilbert y Weems se negaron a comparecer ante el tribunal. Permanecieron en las celdas del sótano, bebiendo café y criticando lo que percibían como un sistema judicial racista. «No creo que se sirva ningún interés obligándolos a estar aquí», dijo el juez Ritter.

El fiscal del condado de Rockland, Kenneth Gribetz, dijo a los periodistas: «Nuestro objetivo es ver que estas personas, que tienen desprecio por la sociedad y no han mostrado remordimiento, ¡nunca volverán a ver las calles de la sociedad!». El juez Ritter aparentemente estuvo de acuerdo. El 6 de octubre de 1983, condenó a cada acusado a tres sentencias consecutivas de veinticinco años a cadena perpetua, haciéndolos elegibles para libertad condicional en el año 2058. Después del juicio, Weems afirmó: «En cuanto a los setenta y cinco años de prisión, Realmente no estoy preocupado, no solo porque tengo la costumbre de no cumplir sentencias o esperar la libertad condicional o cualquier otra tontería, sino también porque el Estado simplemente no va a durar setenta y cinco o incluso cincuenta años». Murió en prisión de SIDA en 1986. Gilbert y Clark permanecen en prisión. En septiembre de 2006, un juez de un tribunal de distrito concedió a Clark un nuevo juicio con el argumento de que no tenía representación en el juicio. El 3 de enero de 2008, la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Segundo Circuito, en una decisión unánime, revocó la sentencia del tribunal de distrito concediendo un nuevo juicio. El panel del Segundo Circuito señaló que ella eligió representarse a sí misma y no cumplió con ningún reclamo al no apelar hasta después de que expirara el tiempo para apelar.

A diferencia de sus compañeros ladrones, Boudin y Brown intentaron montar una defensa legal. Boudin contrató a Leonard Weinglass para que la defendiera. Weinglass, socio legal del padre de Boudin, arregló un acuerdo con la fiscalía y Boudin se declaró culpable de un cargo de delito grave de asesinato y robo, a cambio de una sola sentencia de veinte años a cadena perpetua. Obtuvo la libertad condicional en 2003. Sin embargo, Brown no pudo llegar a ningún acuerdo que le evitara una cadena perpetua. Como no tenía nada que perder yendo a juicio, decidió tener uno. En su juicio, afirmó haber tenido solo una participación menor en el robo y no haber disparado un arma contra nadie. El jurado no quedó convencido. Además de ser atrapado en el intento de fuga con los otros atracadores, los testigos lo identificaron como participante en ambos tiroteos. Fue condenado a 75 años a cadena perpetua.

Más tarde, Buck fue declarado culpable de múltiples cargos relacionados con el robo de Brink y otros delitos y sentenciado a 50 años en una prisión federal. Salió de prisión en julio de 2010 y murió de cáncer en agosto de 2010. Williams (Shakur), el presunto cabecilla del grupo, fue el último en ir a juicio por cargos relacionados con el robo. En 1988, recibió una sentencia de 60 años de prisión. Tiene una fecha de libertad condicional de 2016.

Legado

En 2004, la oficina de correos de Nyack recibió el nombre oficial de los dos policías y el guardia de Brink que murieron en el tiroteo.

En 2008, Kathy Boudin fue nombrada profesora adjunta en la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Columbia, lo que provocó una condena gubernamental de 2013 de la acción de la universidad y un llamado a su despido como profesora.

Wikipedia.org

La ira cuando el activista de izquierda que fue encarcelado por robo a mano armada que mató a tres personas recibe un prestigioso trabajo docente en la Universidad de Columbia

DailyMail.es

5 de abril de 2013

Un delincuente convicto que participó en un robo a mano armada en 1981 con el grupo radical Weather Underground, que dejó tres muertos, ahora es profesor en la Universidad de Columbia.

Kathy Boudin, de 69 años, es profesora adjunta en la prestigiosa Escuela de Trabajo Social de Columbia después de cumplir 22 años de prisión por el atraco mortal, informó el New York Post.

Al enterarse de su nueva publicación, los familiares sobrevivientes de las víctimas del crimen están indignados.

«No puedo creer que un asesino pueda obtener un trabajo en una universidad como profesor», dijo a Fox News Michael Paige, el hijo de la víctima Peter Paige.

Boudin fue acusado de homicidio grave por conducir el vehículo de escape, una camioneta U-Haul, durante el robo de $1.6 millones en efectivo de un camión blindado Brinks.

El guardia de seguridad Peter Paige y dos policías, Edward O’Grady y Waverly Brown, murieron en un tiroteo con sus cómplices.

Boudin y sus socios eran miembros del grupo contra la guerra de Vietnam, Weather Underground, y el Ejército de Liberación Negro, los cuales se atribuyeron la responsabilidad de una serie de ataques violentos y atentados con bomba en los años setenta y ochenta.

La mayoría de los cómplices de Boudin fueron condenados a cadena perpetua, pero Boudin solo cumplió 22 años.

Ella nunca disparó un arma durante el atraco, pero Michael Page dice que eso es irrelevante.

«Ella asesinó a tres hombres: mi padre y dos policías», dijo. Le robó a mi padre y a esos oficiales todo por lo que trabajaron durante toda su vida: sus familias, sus hijos, todo.

‘Ella le robó a mi madre a su esposo… Nos robó a nosotros como hijos de nuestros padres. Nos lo quitó todo.

Paige dijo que su ‘deuda con la sociedad’ nunca será pagada.

«En lo que a mí respecta, debería haber recibido la pena de muerte», dijo.

John Hanchar, sobrino de otra víctima del robo, el oficial de policía de Nyack Edward O’Grady, dijo que Boudin es responsable de dejar a nueve niños sin sus padres.

«Es fácil olvidar que la violencia nunca es la respuesta», dijo Hanchar al Post. Nueve niños crecieron sin sus padres debido a sus acciones.

Mientras estuvo en prisión, Boudin publicó artículos en Harvard Educational Review y fue coautora de un libro.

Fue puesta en libertad condicional en 2003 y obtuvo un título de enseñanza de Columbia.

Ella enseña sobre los problemas que enfrentan los convictos y sus familias cuando son liberados nuevamente a la sociedad.

La decana asociada de la Escuela de Trabajo Social de Columbia, Marianna Yoshioka, le dijo al Post que ha sido una «excelente maestra que recibe evaluaciones increíbles de sus alumnos cada año».

El radical Boudin de los años 60 se libera

Por Brian Bernbaum – AP

17 de septiembre de 2003

A pesar de las amargas protestas de los oficiales de la ley, la radical de la década de 1960 Kathy Boudin fue liberada de prisión el miércoles después de cumplir 22 años por asesinato en el robo de un vehículo blindado que dejó muertos a dos policías y un guardia de seguridad.

«Estoy físicamente enfermo en este momento», dijo Brent Newbury, presidente de la Asociación Benevolente de Patrulleros del Condado de Rockland. «No puedo creer que acabo de ver a Kathy Boudin salir de prisión».

Boudin, de 60 años, exmiembro de Weather Underground, obtuvo la libertad condicional el mes pasado a pesar de la fuerte oposición de familiares, amigos y colegas de los hombres asesinados.

El miércoles por la mañana, salió del Centro Correccional de Bedford Hills en el condado de Westchester con su abogado, Leonard Weinglass.

Con una camisa blanca holgada, pantalones negros y tenis blancos, Boudin se volvió repetidamente hacia la prisión para despedirse de varios amigos reclusos reunidos en una ventana. Después del largo adiós, se subió a un vehículo utilitario deportivo y se la llevó detrás de un coche de policía.

No hubo manifestantes activos, pero algunos miembros de la asociación policial estaban presentes «para asegurarse de que no olvidemos a los policías y al oficial de seguridad que fueron asesinados», dijo Newbury. «Kathy Boudin necesita saber que cuando duerma segura esta noche, estará protegida por policías como aquellos en los que estuvo involucrada en el asesinato».

Boudin fue miembro de Weather Underground, un grupo que ayudó a definir el movimiento radical contra la guerra de la década de 1960 con sus violentas protestas y bombardeos.

Más tarde fue reclutada para el robo por miembros del Ejército de Liberación Negro y otros radicales. Los ladrones robaron $ 1,6 millones de un vehículo blindado de Brink en un centro comercial suburbano y mataron al guardia de seguridad Peter Paige. Los dos policías, el sargento. Edward O’Grady y el oficial Waverly Brown fueron asesinados a tiros cuando el camión, con Boudin en el asiento del pasajero, se detuvo en un control de carretera y los miembros de la pandilla irrumpieron desde la parte trasera del vehículo disparando armas automáticas.

Boudin fue atrapada mientras huía. Había sido una fugitiva durante la década anterior después de que la vieran huyendo de una explosión en una casa adosada de la ciudad de Nueva York donde supuestamente se estaban fabricando bombas.

Boudin, la hija del difunto abogado de derechos civiles Leonard Boudin, fue declarada culpable de asesinato y robo y sentenciada de 20 años a cadena perpetua por el robo.

Boudin vivirá y trabajará en el área metropolitana de Nueva York y estará bajo restricciones de libertad condicional de rutina, incluido un toque de queda a las 10 pm y restricciones de viaje por el resto de su vida.

Ha recibido varias ofertas de trabajo, incluida una en el Hospital St. Luke’s de la ciudad de Nueva York, donde desarrollaría programas para mujeres VIH positivas. La portavoz de St. Luke, Kathleen McGovern, dijo el miércoles que Boudin «todavía no ha aceptado la oferta».

El trabajo en el hospital reflejaría parte del trabajo que hizo Boudin en la prisión que la ayudó a obtener la libertad condicional: organizar programas para pacientes con SIDA y reclusos con niños, por ejemplo.

Anamarie Scala-Doran, cuyo padre, un oficial de policía, murió en un intento de robo en 1975 mientras cuidaba la nómina de St. Luke, se indignó al enterarse del trabajo.

“Es ofensivo para mi familia y para mí que mi padre diera su vida protegiendo a la gente del Hospital St. Luke, pero considerarían contratar a una persona culpable de asesinar a policías”, dijo en un artículo de opinión en el New York Post del miércoles.

El gobernador George Pataki anunció su desaprobación cuando se concedió la libertad condicional de Boudin en agosto, y hay señales de que se avecina una reorganización. El presidente de la junta, Brion Travis, les dijo a sus compañeros comisionados que renunciará a las «responsabilidades administrativas cotidianas» de la junta, y fuentes del gobierno estatal dijeron que la medida fue un resultado directo de la decisión de libertad condicional de Boudin. Thomas Grant, portavoz de la División de Libertad Condicional del estado, lo negó.

Detective del Crimen

Los trapitos del armario investiga los rincones más oscuros de la vida humana. Ofrece a los espectadores historias de crímenes de la vida real. Nuestro sitio está dedicado a historias de crímenes reales, porque la realidad es más oscura que la ficción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba