Perfiles asesinos - Mujeres

Nixzaliz SANTIAGO – Expediente criminal

Nixzaliz 
 SANTIAGO


Asesinato de Nixzmary Brown

Clasificación: Asesino

Características:

Abuso infantil

Número de víctimas: 1

Fecha del asesinato:
11 de enero de 2006

Fecha de arresto:

Mismo día

Fecha de nacimiento: 1978

Perfil de la víctima:
Nixzmary Brown, 7
(su hija)

Método de asesinato:
Golpear hasta la muerte con ambos puños y un cinturón de cuero grueso

Ubicación: Ciudad de Nueva York, Nueva York, EE. UU.

Estado:

Condenado a 48 años de prisión el 12 de noviembre de 2008

1

2

Asesinato de Nixzmary Brown

Nixzmary Brown (18 de julio de 1998 – 11 de enero de 2006) fue una niña de siete años abusada y víctima de asesinato de Bedford-Stuyvesant, sección de Brooklyn de la ciudad de Nueva York, Nueva York. Su muerte afectó a la Administración de Servicios para Niños de la ciudad y provocó reformas en el sistema.

asesinato de marrón

Brown soportó torturas y más tarde se supo que su padrastro, César Rodríguez, la había atado, molestado, golpeado y asesinado en un ataque de ira que comenzó por una taza de yogur y una impresora rota que, según él, fue su culpa. Su padrastro, citado en un artículo publicado en USA today, la llamó «alborotadora».

En la noche del miércoles 10 de enero de 2006, Rodríguez mató a golpes a Brown con ambos puños y su grueso cinturón de cuero. Su madre, Nixzaliz Santiago, ignoró a Rodríguez cuando golpeó la cabeza de Brown en una bañera y la roció con agua fría. Tanto Santiago como Rodríguez fueron acusados ​​de asesinato en segundo grado y peligro para niños.

Rodríguez fue declarado culpable de homicidio involuntario en primer grado y otros cargos, y fue sentenciado a 29 años de prisión. Rodríguez y Santiago se acusaron mutuamente de infligir el golpe final y fatal. Se encontraron rastros del ADN de Brown en el cinturón de Rodríguez. La acusación también alega que Rodríguez abusó de la niña durante meses y le golpeó la cabeza contra una bañera.


Abuso previo y fracaso de la Administración de Servicios para Niños (ACS)


Quejas iniciales en el caso de Brown

La evidencia de abusos anteriores infligidos a Brown salió a la luz, y la cobertura de noticias de su caso de asesinato luego atrajo la atención del público sobre la Administración de Servicios para Niños (ACS) de la ciudad de Nueva York. ACS había recibido dos denuncias sobre la familia de Brown. El primero, realizado en 2004, quedó sin fundamento. La segunda denuncia se hizo el 1 de diciembre de 2004 cuando Brown se presentó en la escuela con un ojo morado. Otra historia en enero de 2006 trajo más detalles de la participación de la ACS. Los medios de comunicación finalmente atribuyeron la culpa a la ACS y seis empleados de Children’s Services fueron sancionados. También hubo historias de que los investigadores estaban «inundados» con casos y la administración de Bloomberg señaló que la ACS estaba respondiendo contratando a 525 trabajadores más.


El alcalde Michael Bloomberg crea un panel de la ciudad en respuesta

En marzo de 2006, el alcalde Bloomberg creó un panel de la ciudad en respuesta a la muerte de Brown, que abogó por los siguientes cambios:

«Según los cambios, la policía por primera vez asignará un supervisor de tiempo completo, un teniente, a la sede de bienestar infantil para que sea un enlace entre las dos agencias. Los trabajadores sociales deberán buscar órdenes de entrada cuando se les niegue el acceso a la casa de un niño que se sospecha que está en riesgo de negligencia o abuso. Y los funcionarios escolares tendrán más licencia para alertar a las autoridades cuando un estudiante tiene demasiadas ausencias injustificadas».

También se recomendaron otros cambios, algunos de los cuales incluyeron una mejor comunicación con los funcionarios escolares con respecto al ausentismo, una línea directa las 24 horas, equipos de respuesta instantánea y nueva capacitación para el personal policial con respecto a la sensibilidad hacia los niños abusados.


Funeral, entierro y enojo familiar

El funeral de Nixzmary Brown se llevó a cabo en la iglesia St. Mary en el Lower East Side de Manhattan. Según un informe de Newsday, hubo una ira considerable durante el entierro de Nixzmary Brown, con dos lados de la familia de Brown presentes. La hermana de Rodríguez, Iris, apareció inesperadamente y su aparición provocó gritos de otros para que se fueran, y al menos un comentario de ‘no ser bienvenido’.

Ley de Nixzmary

«La Ley de Nixzmary» fue propuesta en enero de 2006 por el senador del estado de Nueva York Joseph Bruno, poco después de los hechos. La ley está diseñada para disuadir o prevenir delitos relacionados con el abuso infantil al acusar a los padres relacionados con el delito de muerte de sus hijos de asesinato en primer grado. , cuya pena máxima en el estado de Nueva York sería de 25 años a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Desde la aprobación de la ley, han aumentado los informes a la línea directa de abuso infantil del estado de Nueva York. Según el artículo, «Lo que impulsa la tendencia es una mayor conciencia pública sobre la línea directa. . .». El artículo proporciona además el número de teléfono de Registro Central de Abuso y Maltrato Infantil de Nueva York al (800) 342-3720.

El Senado del estado aprobó una ley en forma de proyecto de ley enviado al gobernador de Nueva York, Paterson, para atacar a las personas que han matado a un niño, especialmente de una “manera cruel y desenfrenada”.

Uno de los legisladores, el Senador Rubén Díaz Sr., demócrata del Bronx, ha dicho:

«Tenemos que enviar un mensaje de que este tipo de abuso infantil tiene que parar».

El artículo del Daily News dijo que el caso de asesinato fue una «reorganización de la Administración de Servicios para Niños de la ciudad».

Secuelas


El Ayuntamiento de Nueva York se involucra con ACS

Hubo una audiencia del Concejo Municipal sobre la ACS en septiembre de 2007, anunciada por el concejal Bill de Blasio, presidente del Comité de Bienestar General, cuyo comité tiene jurisdicción sobre la ACS. de Blasio citó la muerte de Hailey Gonzalez, de 21 meses, luego de que supuestamente el novio de su madre la golpeara, y la muerte de un niño de 2 meses, luego de que su madre supuestamente sacudiera al niño en un refugio para personas sin hogar. El concejal ha dicho que ACS ha avanzado algo pero ha señalado que se siguen perdiendo niños.


El ex supervisor de ACS analiza su fracaso

El 13 de enero, un ex supervisor de ACS, Roger Moore, se presentó para discutir con el New York Daily News el fracaso de la ACS y cómo se perdieron oportunidades por otro niño-asesinato que involucra a un niño de 16 meses y otros factores. Moore discutió que debido al tema del ahogamiento del niño pequeño en una bañera, el tema de Brown ni siquiera se discutió. Hubo discusiones sobre la falta de trabajo de seguimiento por parte de los trabajadores sociales y supervisores en Brooklyn con respecto al abuso en el caso de Brown. Comisionado de la AEC John Mattingly también había hecho comentarios. Él había mencionado a la Consejo editorial del Daily News que había varios métodos que se podrían haber usado, pero no se usaron. Mencionó que la ACS podría haber presionado a la familia de Brown para que revelara más sobre la condición de la niña; que podrían haber prestado más atención a los informes del personal de la escuela de Brown y podrían haber buscado una orden judicial para ingresar a la casa de Brown, pero no se utilizó ninguna de estas medidas. El alcalde Michael Bloomberg había entrado en la discusión preguntando en este artículo del Daily News: «¿Por qué los trabajadores sociales no presionaron más, más fuerte? Eso es lo que estamos investigando hoy».


Campaña de reclutamiento de ACS

En marzo de 2008, la ACS lanzó una campaña de reclutamiento de $1 millón para nuevos trabajadores sociales de bienestar infantil. Se informó que la agencia estaba recibiendo muchas solicitudes, pero la retención de los trabajadores sociales era un gran problema. Se informó además que en 2007, el 17 por ciento de los trabajadores sociales de la ciudad habían renunciado. Se informó que el pago por el puesto comenzaba en $ 39,000. Se están utilizando videos y otras ilustraciones de la dificultad del puesto en el proceso de reclutamiento.


Comparación de Nixzmary Brown con Justina Morales

Andrea Peyser comparó a Nixzmary Brown con otra joven asesinada hace años, Justina Morales. En ese caso de asesinato, tanto la madre, Denise Solero, como su novio “decidieron que la niña tenía que morir porque se resistía a bañarse”.


Más denuncias de delitos graves contra niños en 2008

Una serie de delitos graves contra niños sospechosos habían surgido y se informaron en los medios de comunicación en 2008, específicamente el asesinato de un niño de 8 meses llamado Elijah Rodríguez. La defensora pública Betsy Gotbaum ha dicho que al menos 28 niños han muerto desde 2004 «en circunstancias sospechosas». Dijo que «las muertes de niños en el sistema de refugios de la ciudad son un problema recurrente… Debemos hacer más para mejorar la coordinación entre la Administración de Servicios para Niños y el Departamento de Servicios para Personas sin Hogar para mantener a los niños seguros en los refugios de la ciudad». Ambas agencias defendieron su trabajo con una declaración conjunta: «Nuestras agencias están comprometidas con el mejor interés de los niños y las familias a las que servimos».


Juicio de César Rodríguez: 2008


Selección del jurado, fotografías forenses y palabras de apertura de los fiscales

La selección del jurado había comenzado durante la semana del 6 de enero de 2008 y el objetivo de la defensa era centrarse en la ACS y los padres. El abogado defensor de Rodríguez fue Jeffrey T. Schwartz, quien compitió en 2006 para representar a Darryl Littlejohn en el caso de asesinato de Imette St. Guillén.

Los fiscales insistieron en que el juez permitiera al jurado ver 7 fotos de la niña muerta al comienzo del testimonio. Las fotografías de Brown, que muestran su cuerpo magullado y maltratado, «resultaron demasiado espantosas ayer incluso para su asesino acusado, César Rodríguez. La ADA quería que se presentara una de las imágenes para «refutar las afirmaciones de Rodríguez y la madre de la niña, Nixzaliz Santiago, de que ella (Nixzmary ) se ahogó». El fiscal también planteó la cuestión de la disciplina infantil. La fiscalía había planeado mostrar fotos de la escena del crimen en el juicio, calificándolo de un caso de tortura.

La composición del jurado fue de 10 mujeres y dos hombres; nueve de ellos tenían hijos propios. Más detalles describieron que la composición racial del jurado está compuesta por 9 mujeres negras, un hombre negro y dos mujeres blancas, y casi todas las mujeres tienen hijos; y los Abogados habiendo seleccionado seis jurados suplentes en caso de que alguno de los jurados no pueda continuar durante el período de prueba.

Durante los comentarios de apertura pronunciados el miércoles 16 de enero, la asistente del fiscal de distrito Ama Dwimoh dijo a los miembros del jurado de Brooklyn que «Era inevitable que su vida terminara como lo hizo: maltratada y golpeada, dejada sola en el suelo, gimiendo hasta que ya no pudo sostener la vida». «; que la madre de Brown estaba «profundamente perturbada» y que la niña misma estaba preocupada.


Detalles de los últimos días de Brown

Se informó que Brown estaba confinado a una habitación libre en el apartamento con colchones sucios, un radiador roto, una vieja silla escolar de madera con una cuerda y la caja de arena. Además, se dijo que Brown estaba «rutinariamente atado a la silla, violado, golpeado repetidamente con un cinturón y puños. También se informaron fotos de la escena del crimen tomadas en el apartamento de tres habitaciones de la familia, así como un video de Rodríguez culpando Marrón.»

Schwartz había dicho fuera de la sala del tribunal el miércoles que su cliente solo era culpable de ser «un estricto disciplinario» y luego reiteró las afirmaciones de que la madre de Brown era responsable. Luego hizo una declaración de que a medida que continuara el juicio, el jurado pronto sabría quién era el verdadero «monstruo». [sic] estuvo en el asesinato de Brown.

El viernes 18 de enero, el juicio se centró en artículos para el hogar que se transformaron en instrumentos de tortura para Brown. El objeto principal era la silla a la que estaba atado Brown. Un cordón de nailon blanco todavía estaba sujeto a la silla. Se mostró al jurado una cuerda elástica y cinta adhesiva, que «Rodríguez supuestamente usó para sujetar los tobillos de Brown a la silla». El jurado parecía más perturbado por la caja de arena para gatos.


La ‘condición’ de Brown al morir

En la parte del juicio del lunes 21 de enero se informó que «Brown pesaba solo 36 libras cuando la policía la encontró muerta a golpes en el piso de su apartamento de Brooklyn, pero el refrigerador de su familia estaba todo menos vacío». Los miembros del jurado vieron fotografías de la escena del crimen «de un refrigerador bien surtido lleno de leche, mezcla para panqueques, salami, tortillas, queso crema, lechuga y el yogur que Nixzmary fue castigado por robar la noche en que murió».

En un intento de mostrar a Rodríguez bajo una luz favorable, el abogado defensor mostró una taza para beber en la parte del juicio del martes con el título «El mejor papá del mundo», para mostrarle al jurado que Rodríguez no asesinó a Brown. Schwartz luego hizo estos comentarios: «Creo que Nixzmary se lo compró para el Día del Padre» y «Nixzmary y él tenían una relación cercana. Era un buen padre. Era estricto en la disciplina». La asistente del fiscal Ama Dwimoh reprendió la idea de que Rodríguez fuera un buen padre para Brown.

La discusión adicional en la corte se centró en el cinturón de cuero negro que Rodríguez usó para supuestamente golpear a Brown. Había rastros del ADN de Brown en el cinturón, según los fiscales.


Nuevas pruebas y retrasos en los juicios

Se presentaron nuevas pruebas al cierre del juicio el miércoles 23 de enero. El tribunal emitió una orden de silencio. Se hizo mención a Rodríguez “antecedentes delictivos menores”. Se anticipó que esta nueva evidencia «misteriosa» sería revelada durante el miércoles o más tarde. Sin embargo, por segunda vez, los miembros del jurado fueron enviados a casa el jueves. Se informó que ambas partes en el caso judicial se negaron a hablar sobre los acontecimientos. Había una orden de ‘mordaza’ y el Daily News intentaba levantarla. La próxima vez que se reunirían los jurados sería el lunes 28 de enero de 2008.

El juicio se retrasó el 23 de enero y continuó por cuarto día. Más tarde se reveló que los retrasos inexplicables se debieron a un nuevo testigo. La jueza, Priscilla Hall, había celebrado una «audiencia a puerta cerrada» por motivos de seguridad de los testigos. La orden de mordaza se mantuvo para evitar que cualquiera de las partes hablara sobre el caso. Varios periódicos habían presentado documentos que buscaban levantar la orden de mordaza. Se reveló además que se encontró sangre de Brown en numerosas áreas de la habitación de huéspedes en la que se encontraba. El experto presentado, Taylor Dickerson, dijo que su perfil de ADN estaba claramente presente. El fiscal jefe dijo que fue torturada y que la sangre encontrada en los jeans que usó su padrastro el 11 de enero pertenecía a Brown.


Trabajador Social testifica

había sido reveló en algunos informes de noticias en enero de 2008 que una trabajadora social de la escuela de Brown en PS 256, Margarita Cotto, se había preocupado por el caso de Brown e informó sus hallazgos a la ACS. Ella había suplicado a los trabajadores de bienestar infantil que separaran a Brown de sus padres e intentó, en vano, ingresar al apartamento de Brown, pero Rodríguez le prohibió la entrada. El 16 de mayo de 2005, un consejero vocacional que había presentado dos informes de abuso se comunicó con la línea directa estatal de abuso infantil sobre los moretones de Brown y también anotó que Brown había estado ausente de la escuela durante 46 días. Más tarde, un trabajador social de ACS visitó la casa de Brown, pero no pudo verificar el cargo de abuso y aceptó la palabra de la madre de Brown de que ella regresaría a su escuela.

Al jurado se le mostró un video que mostraba a la familia de compras el lunes 9 de enero de 2006 mientras Brown se quedaba en casa. Las compras ocurrieron en una tienda Target en el centro de Brooklyn, el Atlantic Center Mall. Los artículos de juguete específicos que se compraron fueron figuras de acción de Power Ranger, autos Hot Wheels, Play-Doh, muñecas Bratz, etc. No se ve a Brown en ninguna parte del video, y el abogado defensor dijo que el video no probaba nada.


Argumento de los derechos de Miranda

La defensa de Rodríguez afirmó que nunca le leyeron sus derechos Miranda y que se violaron sus derechos constitucionales. Luego, la discusión giró hacia el arresto real de Rodríguez.

El 4 de febrero, los miembros del jurado vieron una declaración en video que mostraba a Rodríguez hablando sobre el abuso que infligió a Brown. Como había ocurrido anteriormente, los miembros del jurado mostraron fuertes emociones al escuchar sus explicaciones. Los fiscales creen que el video es «la evidencia más condenatoria». La fiscal Ama Dwimoh dijo: «Habla con calma y frialdad sobre cómo vencería a Nixzmary Brown». El abogado de Rodríguez, Schwartz, atacó el video al contrainterrogar al Det. Steven Sneider, quien estaba presentando la evidencia en video. En un momento, Schwartz pidió un juicio nulo, pero su moción fue denegada. Schwartz luego le dijo al jurado que Rodríguez estaba asumiendo la responsabilidad por las heridas infligidas por la madre de Brown, Nixzaliz. Hubo una discusión sobre un «testigo de la cárcel» que el El New York Daily News se atribuyó el primer reportaje.


Discusión de comentarios ‘pornográficos’

En la parte del juicio del miércoles 6 de febrero, el abogado defensor Schwartz hizo un comentario sobre que el fiscal tenía posible pornografía en su casa. La jueza de la Corte Suprema de Brooklyn, Priscilla Hall, luego reprendió a Schwartz por ese comentario después de que el jurado fue despedido para almorzar. Schwartz, según un informe noticioso, se había quejado de que los fiscales habían «empaquetado» su defensa de Rodríguez usando la mochila de Brown y otros artículos personales. El fiscal respondió que el jurado no tenía interés en ver qué más se encontró en el apartamento: montones de pornografía. Schwartz respondió diciendo que la pornografía no es ilegal y luego dio a entender que Dwimoh tenía pornografía en su casa.


Fotografías forenses, golpe en la cabeza y hemorragia cerebral

Se mostraron fotografías forenses al jurado el jueves 7 de febrero y el jurado reaccionó con emoción. Barbara Sampson, de la oficina del médico forense, dijo en el estrado que los moretones tenían solo unas horas o días. Se indicó que un golpe en la cabeza que Brown recibió dos días antes de morir fue la causa de su muerte. «Estuvo inconsciente y con depresión respiratoria durante al menos varias horas antes de morir», informó la Dra. Barbara Sampson al jurado. Se supo además que ni Rodríguez ni Santiago hicieron nada para ayudar a Brown durante la hemorragia. Se mostraron más fotografías de Brown al jurado para respaldar el diagnóstico de Sampson. Sampson dijo en la corte que el golpe en la cabeza de Brown fue «la gota que colmó el vaso» y afirmó además que Brown murió de «síndrome de abuso infantil». La Dra. Barbara Sampson también proporcionó los siguientes detalles durante el juicio del día, diciendo que Brown había estado somnoliento y luego en coma. Sampson también indicó que Brown probablemente tenía una depresión respiratoria progresiva y tal vez había hecho gemidos y gruñidos, y también estaba jadeando por aire. Sampson indicó además que el hematoma subdural fue el mecanismo de su muerte.


Un trabajador de servicio infantil testifica

Una especialista de la ACS, Vanessa Rhoden, había informado que el 1 de diciembre de 2005 había sido testigo de los primeros signos de abuso en Brown, pero Rodríguez la rechazó. Rodríguez le había dicho a Rhoden que había llevado a Brown al hospital y luego usó un lenguaje obsceno para dirigirse a ella y terminar la conversación. Esta revelación tomó al abogado defensor Schwartz con la guardia baja durante la parte del juicio del martes 19 de febrero porque había llamado a Rhoden al estrado para mostrarle al tribunal y al jurado que no había motivo de alarma en ese momento. Fue después de esta reunión que se informó que ACS intentó realizar más visitas al apartamento de la familia de Brown, pero fue rechazado cada vez.

Rhoden testificó en la corte el martes 19 de febrero que Rodríguez la maldijo cuando hizo preguntas sobre «laceraciones, moretones y ronchas» en la niña. Además, testificó que la madre de Brown intentó mostrarle un feto guardado en un frasco en el apartamento de la familia. Rhoden indicó que estaba perturbada por esta revelación y recomendó asesoramiento de salud mental para la madre de Brown. Se indicó además que Rhoden no creía que Brown estuviera en un entorno inseguro, por lo que no hizo ninguna moción para que Brown o los otros niños fueran separados de la familia.


testimonio de la abuela

El abogado defensor Schwartz planeaba llamar a la suegra de Rodríguez, María González, al banquillo de los testigos durante la semana del 24 de febrero. La estrategia de defensa de Schwartz de Rodríguez consistía en culpar a su esposa, Nixzaliz Santiago, y demostrar que ella era la verdadera asesina. González está demandando a la ciudad de Nueva York por $150 millones por negligencia y por no haber actuado la ACS en nombre de su nieta. La abuela de Brown, María González, finalmente brindó su testimonio durante la parte del juicio del miércoles 6 de marzo. González, sin embargo, aprovechó la oportunidad para defender la demanda de $150 millones que había presentado. Como antes, Schwartz continuó con su táctica de tomar el testimonio de otros para usarlo contra Santiago para demostrar que ella era inestable. González había testificado que Santiago se había ido de casa por un hombre a la edad de 17 años, que tenía seis hijos más y que seguía dependiendo de otros hombres para su bienestar. Más testimonios de González dieron como resultado que su testimonio negara las acusaciones continuas del juicio de Schwartz de que Brown era un «niño salvaje». Indicó además que Brown y sus hermanos le tenían miedo a Rodríguez.


Testigo médico de urgencias y otro testimonio médico

Un médico de la sala de emergencias fue llamado al estrado de los testigos durante la parte del juicio del jueves 21 de febrero e informó que no había presenciado signos de abuso en Brown después de un examen médico 7 semanas antes de la muerte de Brown en el que Rodríguez llevó a la niña al hospital. Cuando la fiscal Linda Weinman lo interrogó sobre si hizo un informe, y el médico dijo ‘no’, el fiscal indicó que su decisión fue un error, pero el médico indicó que no lo sabía en ese momento. Los registros oficiales del hospital de la visita del 29 de noviembre de 2005 dicen «No hay otros moretones presentes».

El lunes 25 de febrero, se esperaba que un médico forense del condado de Suffolk, el Dr. Charles Wetli, diera un testimonio médico, supuestamente poniendo en peligro el caso de la Fiscalía. Se esperaba que el testimonio arruinara el argumento de la fiscalía de que Brown era víctima del síndrome de abuso infantil. Sin embargo, Wetli indicó que Brown definitivamente murió de un golpe en la cabeza. Esto entró en conflicto con el argumento de Defensa de que Brown nunca recibió un golpe en la cabeza.

En la parte del juicio del martes 26 de febrero, se indicó que el argumento constante de la defensa de que Brown fue asesinada porque ella provocó que Santiago tener un aborto espontáneo fue declarado infundado porque la fiscal Linda Weinman le dijo al jurado que Santiago le había confiado a un psiquiatra que ella culpaba a Rodríguez por una «golpiza». Ella reveló del informe que, en noviembre de 2005, Rodríguez la había asfixiado y la había tirado al suelo y, en cuestión de horas, Santiago había abortado. Se discutió si el informe era admisible en la corte. Schwartz sostuvo que el informe demostró que Santiago era un mentiroso, mientras que Weinmam quería que el informe se mantuviera confidencial. Se explicó que se trataba de una obsesión, razón por la cual Santiago guardaba los restos fetales en un frasco. Schwartz había dicho de Santiago que «ella creía que Nixzmary causó el aborto espontáneo y lo sé por lo que mi cliente me dijo a mí y a la policía desde el primer día». Schwartz también sostiene que fue Santiago quien asestó el golpe mortal a Brown.


Cambio de abogado y disculpa por retrasos

El 27 de febrero, el abogado de Nixzaliz Santiago, Robert Abrams, se retiró del caso citando «dificultades de comunicación». Santiago creía, según el artículo, que una evaluación psiquiátrica dada a la defensa perjudicaría su caso.

El juez del caso de asesinato se disculpó con los miembros del jurado por los retrasos en el juicio. Se informó que el juicio nunca comenzó antes de las 10:30 a. m. y rara vez pasaba de las 5:00 p. m. Los miembros del jurado fueron enviados a casa cinco veces sin escuchar ningún testimonio y tenían largas pausas para almorzar y medio día todos los viernes. Schwartz también informó que los testigos eran «hostiles» y «estancaron sus apariciones».


Preso no identificado de Riker’s Island culpa a Santiago

Se informó que un testigo secreto, luego identificado como un recluso de Riker’s Island, afirmaba que la madre de Brown era su asesina. También se mencionó un diario secreto, que era una colección de notas manuscritas que la interna tomó durante su tiempo en la cárcel con Santiago. Los fiscales han descartado a esa persona como poco confiable, pero la defensa quiere que ella tome el estrado. Se informó que si el testigo fuera a declarar, podría ser en una audiencia a puertas cerradas por razones de seguridad.

Durante la parte del juicio del martes 4 de marzo, los miembros del jurado finalmente escucharon el testimonio del preso/testigo. Este testimonio de la reclusa también reveló que ella pudo haber lastimado a Rodríguez en el pasado. Una persona comentó más tarde que este testigo pudo haber ayudado más a la acusación que a la defensa, ya que se suponía que el testimonio centraría la culpa de la muerte de Brown en Santiago. Más tarde se publicó en un periódico que el recluso no identificado reveló una historia del abuso sexual de Brown. Ella reveló que Santiago había deseado lastimar a Brown porque descubrió que Rodríguez obligaba a Brown a tener sexo oral con él. Según el testimonio verbal de la reclusa, que registró en un juego de cuadernos de composición, la reclusa indicó que Santiago «me dijo que su hijo era un niño malo y ella y su esposo la mataron». La reclusa también dijo que Santiago despreciaba a su hija y defendía a Rodríguez. Según el artículo, la reclusa que leyó una entrada del diario del 15 de mayo de 2006 dijo que Santiago había dicho «… que su esposo era un buen hombre y el niño era malo». El interno dijo que Santiago se refirió a Brown como ‘diablo’. Se señaló además en el artículo que los cargos sexuales contra Rodríguez habían sido retirados antes del juicio y que el ME había indicado que no había signos de abuso sexual.

El martes 11 de marzo, Schwartz había concluido la parte de la defensa del caso. Es posible que el destino de Rodríguez se decida con los argumentos finales el miércoles 12 de marzo. El fiscal Dwimoh se mostró muy confiado fuera de la Corte Suprema de Brooklyn y dijo: «Estoy seguro de que al final del día, Nixzmary Brown obtendrá su justicia».


Conclusión del juicio de Rodríguez

A medida que el juicio se acercaba a su fin, se dieron los argumentos finales. La fiscal Ama Dwimoh volvió a mostrar las fotos que mostraban a Brown torturado. Dwimoh hizo estas declaraciones: «No es nada menos que un asesino»; “Ahora te está haciendo creer, ‘no soy yo, es mi esposa’. ¡Mmm!» y luego argumentó: «No hay nada que Nixzmary Brown, de 7 años, pueda hacer para merecer eso». Dwimoh había declarado que incluso en la muerte, la propia Brown «sigue siendo la prueba más elocuente en este caso». Ella describió cómo el «cuerpo de Brown dice mucho sobre la vida que se vio obligada a vivir». Dwimoh hizo esto mientras proyectaba las imágenes del cadáver de Brown en tres pantallas grandes. Dwimoh dijo además que «Cada marca, hematoma, laceración, contusión, abrasión, marca de ligadura, cuenta la historia del abuso sistemático y la tortura que sufrió a manos de este acusado».

Schwartz siguió representando a Rodríguez como un hombre de familia que castigaba a Brown con palizas, pero seguía insistiendo en que la madre de Brown era la verdadera asesina.

El jurado comenzó a deliberar el 13 de marzo. Había recibido instrucciones del juez L. Priscilla Hall para decidir sobre los 12 cargos penales contra Rodríguez. Schwartz había indicado que Rodríguez sería condenado por algo. Hizo un último intento fallido de anular el juicio, argumentando que la fiscalía no debería haber utilizado las fotografías.

El martes 18 de marzo, Rodríguez fue condenado por homicidio involuntario en primer grado. Rodríguez enfrentó un máximo de 29 años por el cargo de homicidio involuntario, posesión de armas y poner en peligro el bienestar de un niño.

El jueves 3 de abril, la jueza de la Corte Suprema de Brooklyn, L. Priscilla Hall, condenó a César Rodríguez a una pena de 26⅓ a 29 años de prisión. Le dieron 25 años por homicidio en primer grado y 1⅓ a 4 años por prisión ilegal. Esta sentencia era el término máximo. Antes de que el juez impusiera su sentencia, Rodríguez se dirigió brevemente a la corte y dijo: «Lamento haber causado dolor emocional a alguien o distorsionar los recuerdos sobre el niño. Lo siento. Amaba a Nixzmary». Mientras se lo llevaban, una mujer entre la multitud gritó «¡asesino!» y otro gritó «¡Yo!»


El juicio de Nixzaliz Santiago: 2008

Santiago fue acosado por otros reclusos durante un viaje en autobús al juzgado de Brooklyn. Se había quejado al juez sobre su trato y el de otros reclusos. Su abogado, Sammy Sánchez, le dijo a la jueza de la Corte Suprema de Brooklyn, Patricia DiMango, que Santiago «fue acosado físicamente», esto en la primera audiencia desde que Rodríguez fue condenado por homicidio involuntario.

Comienza el juicio

La selección del jurado comenzó el lunes 15 de septiembre de 2008.

Durante los comentarios de apertura, los fiscales revelaron que las últimas palabras de Brown mientras agonizaba fueron «Mami, mami, mami». La fiscal Ama Dwimoh afirmó que Santiago no impidió que Rodríguez «golpeara repetidamente» a Brown. Dwimoh también dijo que Santiago «no protegió», «no amaba» y «no cuidaba» a Brown.

La jueza de la Corte Suprema, Patricia DiMango, permitió que un miembro del jurado, que era maestro de escuela primaria, se fuera. Se informó que la propia Santiago se «limpió los ojos».

El abogado defensor Sammy Sánchez abogó por el caso de Santiago, argumentando que ella no pudo evitarlo porque ella también fue maltratada por César Rodríguez. Dijo: «¿Sabes por qué no llamó a la policía? No hay teléfono. Desconectó el teléfono. Aisló a la familia».


Juicio detenido por acusaciones contra jurado

Más tarde, la jueza Patricia DiMango detuvo el juicio en medio de acusaciones de una reunión secreta contra un miembro del jurado y un «posible testigo misterioso», todo causado por una carta enviada a un abogado defensor que DiMango había obtenido. El autor de la carta informó al Daily News que el maestro levantó la mano para indicar que no podía ser justo. Sin embargo, el juez y los abogados no observaron esta acción. Entonces el jurado le dijo al juez que no levantó la mano. DiMango manejó la acusación más grave al interrogar a un miembro del jurado, un maestro de escuela de 35 años que fue acusada de admitir que no podía ser justo, en sus aposentos. Dimango luego se dirigió a la sala del tribunal con estas palabras: «Si me doy cuenta de que alguien aquí está intentando de alguna manera influir de manera inapropiada en estos procedimientos… lo tomo muy en serio y trataré directamente con esa persona o personas».


Vecino testifica

Un vecino llamado Ulbis Rivera testificó más tarde en el juicio de Santiago. Rivera había hecho una llamada al 911, gritando que «el niño de 7 años está inconsciente». Rivera indicó que Santiago parecía «tranquilo» a pesar de que emitió gemidos en la llamada al 911. Rivera indicó que Santiago le dijo que Brown se había ahogado. Sin embargo, seguía tirada en el suelo, seca y vestida.

Rivera dijo que Santiago estaba «fingiendo» remordimiento por la muerte de Brown. La fiscal Ama Dwimoh le preguntó «¿Por qué crees
[Santiago] estaba fingiendo?», a lo que Rivera dijo «Su hija estaba en el piso, estaba toda desfigurada, [Santiago] va a mi casa y me dice tranquilamente que el bebé se ahogó». Además, le dijo a Dwimoh: «Cuando bajé las escaleras y me encontré con la niña así, me pasó por la cabeza: ‘Está tranquila, la niña está muerta y ella está actuando como si nada hubiera pasado. «Y luego, cuando llamo al 911, ella está aullando». Rivera lloró en el estrado de los testigos cuando Dwimoh presentó sus fotografías de Brown.

Se indicó en un artículo periodístico anterior que Santiago, si es declarado culpable, podría enfrentar una condena de hasta cadena perpetua por permitir que Rodríguez abusara de Brown.

Argumento de defensa

La abogada de Santiago, Kathleen Mullin, admitió en la parte del juicio del martes que su cliente era culpable, culpable solo de no darse cuenta de que Brown estaba muriendo por las golpizas de Rodríguez. Instó al jurado de Brooklyn a condenar a Santiago por homicidio por negligencia criminal, lo que conllevaría un máximo de cuatro años de prisión y siguió culpando a Rodríguez por los golpes mortales. Los fiscales insistieron en que Santiago tenía que saber sobre el abuso de su esposo y mostraron fotografías de la autopsia para demostrar su punto.


Cinta adhesiva utilizada en Brown

Mullin continuó en su defensa de Santiago diciendo que a Brown se le impidió gritar porque le colocaron cinta adhesiva en la boca, mientras que Rodríguez la golpeaba. Mullin luego levantó una foto del cuerpo maltratado de Nixzmary y dijo: «Lo que estaba haciendo era esto». Ella usó esto en su argumento final, afirmando que Santiago no tenía idea de que Rodríguez estaba matando a golpes a Brown. Mulin respaldó su defensa usando evidencia física de que las marcas de cinta en la cara de Brown estaban frescas; que había una «bola de cinta adhesiva enrollada en el cubo de basura del baño»; que Santiago no podía oír los gritos de Brown por la cinta adhesiva y porque la puerta de la trastienda estaba cerrada. El asistente del fiscal de distrito Dwimoh argumentó en contra de esta defensa diciendo que la niña estaba «irreconocible» en la muerte; luego afirmó que «alguien en esta sala tenía el deber de ayudar, y ese alguien es Nixzaliz Santiago». Dwimoh dijo que mientras Brown moría, Santiago tramaba su defensa de que Rodríguez era el único responsable.


Deliberaciones del jurado y conclusión del juicio

El jurado deliberó durante 18 horas durante un período de tres días, luego encontró a Nixzaliz Santiago culpable de homicidio involuntario; el mismo veredicto que había recibido Rodríguez. Fue absuelta del cargo más grave de asesinato en segundo grado. Sin embargo, debido a que anteriormente fue condenada por cuatro delitos menores: asalto por atar a Brown con una cuerda elástica, enrojecimiento de su ojo, encarcelamiento ilegal y poner en peligro su bienestar, Santiago enfrentaría más tiempo cuando sea sentenciada el 5 de noviembre de 2008. No hubo reacción de Santiago cuando se leyó el veredicto. El juez indicó que una orden de protección le impediría ver a sus otros hijos. Si sus sentencias se aplican de forma consecutiva, Santiago podría enfrentar hasta 43 años de prisión.


Declaración del fiscal de distrito Dwimoh

Después del juicio, DA Dwimoh hizo esta declaración: «Hoy fue un buen día para los niños porque este jurado dijo que los padres tienen un deber: no es solo lo que haces sino lo que no haces… Nixzmary, siendo un 7- niña de un año, tenía el deber de su madre de protegerla y brindarle atención médica”.

Sentencia

Santiago fue condenado el 12 de noviembre de 2008 a 43 años de prisión. La jueza Patricia DiMango le hizo estos duros comentarios: «Es posible que no haya dado el golpe fatal, pero si no hubiera sido por no haber actuado, Nixzmary Brown probablemente no habría muerto a causa de ese golpe» y «Según sus propias declaraciones, ella jadeó – gimiendo – y la llamó dos veces hasta que murió. Usted, señora Santiago, ignoró las llamadas desesperadas y dejó sola a esta pequeña de 7 años y no hizo nada» y finalmente «Tenía el deber de actuar. Tú eras la madre». La abogada defensora de Santiago, Kathleen Mullin, dijo que apelaría.

Veredicto de homicidio involuntario para madre de niña abusada

Por Kareem Fahim y Colin Moynihan – The New York Times

17 de octubre de 2008

Un jurado en Brooklyn condenó el viernes a la madre de Nixzmary Brown, de 7 años, por homicidio involuntario en un notorio caso de abuso que llevó a la reforma de la agencia de bienestar infantil de la ciudad de Nueva York.

El jurado, que deliberó durante tres días, absolvió a la madre, Nixzaliz Santiago, del cargo más grave de asesinato en segundo grado.

Durante el juicio, los fiscales acusaron a la madre de haber ignorado, y en algunos casos fomentado, las brutales golpizas de Nixzmary a manos de su padrastro.

El veredicto fue un eco del juicio de hace siete meses contra el padrastro, César Rodríguez. Pero la Sra. Santiago también fue condenada por agresión, encarcelamiento ilegal y poner en peligro el bienestar de un niño. Esos cargos, tomados en conjunto, significan que ella podría enfrentar mucho más tiempo en prisión que el Sr. Rodríguez, quien cumple entre 26 1/3 y 29 años de prisión.

La Sra. Santiago, de 30 años, será sentenciada el 5 de noviembre y, si los cargos se aplican de manera consecutiva, podría enfrentar hasta 43 años de prisión. La fiscal principal, Ama Dwimoh, dijo que su oficina pediría el plazo máximo.

“El viaje por la justicia para Nixzmary casi ha terminado”, dijo la Sra. Dwimoh fuera de la sala del tribunal.

El jurado de 10 mujeres y 2 hombres parecía dividido entre los cargos de homicidio involuntario y asesinato, y le pidió al juez que aclarara la ley seis veces, incluida una vez solo 15 minutos antes de emitir el veredicto.

Cuando se leyó el veredicto, un intérprete susurró al oído de la Sra. Santiago. Se llevó la mano izquierda a la mejilla izquierda y no dijo nada. Antes de que la sacaran de la sala del tribunal, el juez dijo que seguirían vigentes las órdenes de protección que le impiden ver o comunicarse con sus otros cinco hijos. La Sra. Santiago dijo que entendía.

Los detalles de la muerte de Nixzmary en enero de 2006 sorprendieron a la ciudad. Nixzmary, quien se dio a conocer al público después de su muerte a través de fotografías inquietantes, fue golpeada, atada a sillas, sujetada bajo un grifo frío y obligada a usar una caja de arena como inodoro en el apartamento de Bedford-Stuyvesant que compartía con el Sr. Rodríguez. Sra. Santiago y cinco hermanos. Los trabajadores sociales de la ciudad no detectaron señales de su abuso.

Durante su juicio, los fiscales describieron a la Sra. Santiago como una manipuladora astuta que instó a su esposo a disciplinar a su hija y no intervino cuando golpeó a Nixzmary.

Una vecina, Ulbis Rivera, dijo al jurado que la Sra. Santiago estaba tranquila la noche en que murió su hija, y que la madre se puso histérica solo cuando la Sra. Rivera llamó al 911, soltando gemidos que la Sra. Rivera creía que eran un montaje. La Sra. Santiago le dijo a la Sra. Rivera que los cortes y moretones de Nixzmary habían sido autoinfligidos. “Actúa como si nada hubiera pasado”, testificó la Sra. Rivera.

Pero los abogados de la Sra. Santiago dijeron que ella, también fue una víctima: una mujer frágil que era impotente ante el temperamento de su marido. Citaron su historia problemática: cuando era niña, tenía problemas de aprendizaje y, cuando tenía 22 años, estaba en un refugio para personas sin hogar, siguiendo a cuatro hijos y una serie de relaciones fallidas. Estaba tan desequilibrada, dijeron, que después de un aborto espontáneo guardó algo de tejido fetal en un frasco en casa.

Y los abogados argumentaron que el día que Nixzmary fue golpeada fatalmente, su madre intentó intervenir dos veces. Pero Rodríguez llevó a la niña de 7 años a una habitación libre para golpearla, tapándole la boca con cinta adhesiva para que no la escucharan, dijeron los abogados de Santiago.

El 11 de enero de 2006, los paramédicos encontraron a Nixzmary muerta, con cortes y moretones en varias etapas de curación. La autopsia determinó que había muerto por hemorragia craneal provocada por golpes en la cabeza.

Una revisión realizada por la Administración de Servicios para Niños encontró que la agencia no había prestado atención a las señales de advertencia del abuso de Nixzmary, incluidas las ausencias a la escuela. Los maestros notaron las lesiones de la niña y notificaron a la ciudad, pero los trabajadores sociales no lograron establecer un contacto significativo con la familia. Después de su muerte, aumentaron los informes de abuso infantil en la ciudad. Se incrementó el número de asistentes sociales de protección infantil y se introdujo un sistema de revisión de casos. Rodríguez fue declarado culpable de homicidio involuntario en marzo por la golpiza que mató a Nixzmary, un castigo por robar un refrigerio del refrigerador y atascar la impresora de su computadora.

Si bien admitió ante los detectives que había golpeado a su hijastra regularmente en las semanas previas a su muerte, los fiscales que juzgaron a Santiago se enfrentaron a una tarea más difícil: resaltar la conexión entre la negligencia de una madre y la muerte de su hija.

Los fiscales sugirieron el viernes que habían tenido éxito.

“Este es un buen día para los niños”, dijo la Sra. Dwimoh. El jurado, dijo, había enviado un mensaje de que “los padres tienen un deber. No es solo lo que haces, es lo que no haces”. La Sra. Santiago, continuó, fue declarada culpable de “actos de omisión”.

Nixzmary “simplemente no les importaba a César Rodríguez y Nixzaliz Santiago”, dijo la Sra. Dwimoh.

Detective del Crimen

Los trapitos del armario investiga los rincones más oscuros de la vida humana. Ofrece a los espectadores historias de crímenes de la vida real. Nuestro sitio está dedicado a historias de crímenes reales, porque la realidad es más oscura que la ficción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba