Perfiles asesinos - Mujeres

Rebecca Louise BRYAN – Expediente criminal

Rebeca Luisa BRYAN

Clasificación: Asesino

Características:

Parricidio – Obsesion con un ex amante

Número de víctimas: 1

Fecha del asesinato:

20 de septiembre de 2011

Fecha de arresto:

3 días después

Fecha de nacimiento:

1959

Perfil de la víctima:

Keith Bryan, 52 (su esposo, el jefe de bomberos de Nichols Hills)

Método de asesinato:

Tiroteo (Pistola Ruger .380 LCP)

Ubicación: Mustang, condado de Canadian, Oklahoma, EE. UU.

Estado:

Condenado a cadena perpetua sin libertad condicional el 9 de julio de 2013

Rebecca Bryan sentenciada a cadena perpetua sin libertad condicional

Rebecca Bryan se sentó en silencio durante la sentencia de 35 minutos el martes en El Reno, OK. Su abogado dijo que ella todavía mantiene que es inocente y que un intruso mató a su esposo.

Por Nolan Clay – NewsOK.com

9 de julio de 2013

EL RENO — A pesar de su condena por asesinato, Rebecca Bryan todavía afirma que es inocente del tiroteo fatal de 2011 contra su esposo, el jefe de bomberos de Nichols Hills.

“Lo que dijo al principio sobre un intruso que disparó sigue siendo su posición”, dijo su abogado, Gary James, a un juez el martes en su sentencia. “Es una mujer inocente”.

El juez de distrito del condado de Canadá, Gary E. Miller, ordenó a la viuda que cumpliera cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

El juez se negó el martes a suspender su tiempo en prisión.

“La tragedia no terminará para la familia”, dijo el juez. “Ojalá pudiera arreglar eso. No puedo.»

Bryan, de 54 años, planea apelar. El ex agente de bienes raíces se sentó en silencio durante la sentencia de 35 minutos el martes.

No mostró ninguna emoción, incluso cuando un fiscal leyó en voz alta una declaración de uno de sus dos hijos sobre cuánto extraña a su padre.

“Desearía que esto nunca hubiera sucedido o hubiera podido hacer algo para evitarlo, pero debo enfrentar la realidad y tratar de seguir adelante”, escribió Trent Bryan.

“Extraño a mi papá todos los días y extraño a la familia que una vez conocí todos los días”.

Sobre el juicio

El 21 de mayo, un jurado rechazó la acusación de intruso de Rebecca Bryan y la declaró culpable de asesinato en primer grado. Los miembros del jurado eligieron para ella el castigo más severo posible en el caso: cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Los fiscales no buscaron la pena de muerte.

Keith Bryan recibió un disparo mortal dentro de su casa Mustang la noche del 20 de septiembre de 2011. Murió en el hospital al día siguiente. Tenía 52 años.

Keith y Rebecca Bryan llevaban casados ​​33 años.

El fiscal Paul Hesse le dijo al juez que ejecutó a su marido sin provocación, disparándole en un lado de la cabeza con su propia pistola mientras él se relajaba en un sofá viendo la televisión.

Su única razón “era liberarse de los límites de su matrimonio”, dijo el fiscal.

Rebecca Bryan tuvo una breve relación extramatrimonial que terminó a principios de 2010. Los fiscales presentaron pruebas en el juicio de que quería reunirse con un ex amante, Mark Holbrook, de Hugo.

La ex amante testificó en el juicio que ella le dejó un mensaje de voz horas antes del tiroteo. En el mensaje, ella dijo que todavía lo amaba, que estaba a punto de recibir una gran herencia y que estaba pensando en comprar una casa en Hugo para estar cerca de él, según su testimonio.

Otro hombre, un cliente de bienes raíces, testificó que ella tuvo relaciones sexuales con él en su casa en McLoud el día del tiroteo. Mientras se dirigía al hospital después del tiroteo, mostró a sus amigos una foto del teléfono celular del pene del hombre, según otro testimonio.

Una amiga testificó en el juicio que admitió haber tenido relaciones sexuales con un hombre que conoció en un bar de Texas cuatro días antes del tiroteo.

Fue arrestada después de que se encontrara el arma utilizada en el tiroteo y otras pruebas dentro de una secadora de ropa en la casa.

palabras del hijo

En la declaración de impacto de la víctima, Trent Bryan también escribió sobre su vergüenza por las revelaciones de los asuntos de su madre.

“Me cuesta enfrentarlo la mayoría de los días”, escribió Trent Bryan. “Espero que con el tiempo mi padre solo sea recordado por el hombre que fue y no por los detalles detrás de su muerte”.

Escribió que ha estado emocionalmente desgarrado.

“He luchado por saber qué es lo correcto y me han empujado en muchas direcciones”, escribió. “Quería proteger a mi mamá del dolor y el sufrimiento, pero al mismo tiempo quería justicia para mi papá y sabía que se lo merecía”.

También escribió: “Mi hijo Jackson, de 5 años, hace preguntas con frecuencia y no sé cómo responder o qué decirle. No quiero que se olvide de su Pappy, pero al mismo tiempo quiero evitar la pregunta de dónde está su abuela y por qué está allí”.

Rebecca Bryan no testificó en el juicio. Los miembros del jurado escucharon una grabación de la entrevista que tuvo con la policía en el hospital unas horas después del tiroteo.

“Estábamos bastante enamorados”, dijo en la entrevista. “Es como el esposo más increíble”.

Después de la sentencia del martes, el actual jefe de bomberos de Nichols Hills dijo que estaba contento de que el caso haya terminado.

“Ese es el sentimiento principal”, dijo Terry Hamilton.

Dijo que la tragedia unió a los bomberos de Nichols Hills.

“Realmente nos ha acercado más como departamento de bomberos”, dijo Hamilton. “Los primeros tres o cuatro meses fueron muy difíciles. Fueron duros de sobrellevar y tratar, con mil cosas que teníamos que hacer, pero eso lo superamos”.

Rebecca Bryan culpable de asesinar a su esposo en 2011

Rebecca Bryan fue condenada el martes por asesinar al jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan, en su casa Mustang. El jurado recomendó una sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional.

Por Bryan Dean – NewsOK.com

21 de mayo del 2013

EL RENO (AP) — Rebecca Bryan no derramó lágrimas el martes cuando el jurado la declaró culpable de asesinar a su esposo, al igual que sus amigos testificaron que no lloró después de que le dispararon en su casa Mustang.

Los jurados tardaron unas cuatro horas en encontrar a Bryan, de 54 años, culpable de matar al jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan, debido a su obsesión con un ex amante.

El jurado recomendó una sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional.

Bryan recibió un abrazo y una disculpa de su abogado, Gary James, después de que se leyó el veredicto.

Evidencia encontrada en la secadora en su cuarto de servicio, incluida su Pistola Ruger .380 LCP: convenció al jurado de que la historia de un intruso que disparó a Keith Bryan por no contratarlo era ficción.

El caso pasó al jurado alrededor de la 1 pm después de que ambas partes hicieran sus declaraciones finales. El asistente del fiscal de distrito Paul Hesse se centró en las inconsistencias en la historia que Rebecca Bryan les dio a los investigadores después del tiroteo y su comportamiento antes y después de la muerte de Keith Bryan.

Los artículos encontrados en la secadora fueron la evidencia clave en el caso. El arma, que coincidía con la bala utilizada para dispararle a Keith Bryan, un casquillo gastado y un guante de goma para zurdos se encontraron envueltos en una manta acribillada a balazos.

El número de serie del arma coincidía con el de la caja de armas guardada debajo de su colchón. Era conocida por llevar el arma en su bolso. El cuarto de servicio no estaba en el camino que Rebecca Bryan dijo repetidamente que tomó el asesino al entrar y salir de la casa.

Ella dijo que siguió al intruso hasta la puerta de su garaje después de que le disparó a su esposo y lo vio subirse a una camioneta pequeña y oscura.

“Si esta persona inmediatamente después de dispararle a Keith Bryan salió de la casa por la puerta del garaje, ¿cómo pudo haber depositado esa pistola, la manta y el casquillo en la secadora sin que el acusado lo supiera?”. preguntó Hesse.

James trató de generar dudas citando los errores cometidos por los agentes de la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma mientras registraban la casa de Bryan en las horas posteriores al tiroteo.

Los agentes no tomaron las huellas dactilares ni las pruebas de ADN de muchos elementos, incluida la pistola y la puerta de la secadora.

“Todas estas cosas no se hacen debido a la visión de túnel”, dijo James. “Hay tanta duda razonable en este caso a partir de la evidencia física. Este caso es un juicio apresurado”.

Los argumentos de James no pudieron convencer al jurado. La historia de Bryan sobre un intruso fue inverosímil desde el principio porque todas las pruebas de la secadora procedían de su casa. El arma era de ella. La manta era una manta con temática de fuego que se guardaba en el respaldo de su sofá. Y el guante tenía su ADN.

Los miembros del jurado se dejaron influir por los argumentos de los fiscales de que un intruso empeñado en matar a Keith Bryan habría traído sus propias herramientas y especialmente su propia arma.

Las repetidas infidelidades de Rebecca Bryan también perjudicaron su caso.

Los testigos testificaron extensamente sobre varios encuentros sexuales en los días previos al asesinato. Bryan también tuvo una relación extramatrimonial con Mark Holbrook, de Hugo, quien testificó que ella lo contactó repetidamente mucho después de que terminó la relación en enero de 2010.

Se jactó ante amigos de las relaciones sexuales que tuvo con extraños la noche anterior al tiroteo mientras asistía a una conferencia de trabajo en Tulsa y cuatro días antes mientras asistía a una boda en Dallas. Otro hombre testificó que ella se detuvo en su casa en McLoud camino a casa desde Tulsa y tuvieron relaciones sexuales horas antes del tiroteo.

Varios amigos y familiares testificaron que Rebecca Bryan les mostró una foto del pene del hombre y se jactó de la cita mientras viajaba con ellos al hospital para ver a su esposo después de que le dispararon.

Holbrook también testificó sobre los mensajes de voz y de texto que Bryan le dejó menos de tres horas antes del tiroteo en los que dijo que todavía lo amaba, que esperaba recibir una gran herencia pronto y que planeaba comprar una casa para poder estar cerca de él.

El jurado escuchó una grabación de una entrevista entre los agentes de OSBI y Rebecca Bryan horas después del tiroteo. Ella dijo que ella y su esposo estaban “muy enamorados”.

«¿Ha habido alguna vez una caracterización más errónea de un matrimonio que esa?» Hesse preguntó al jurado. “Estaba absolutamente obsesionada con Mark Holbrook. Mató a Keith Bryan porque estaba enamorada de otro hombre”.

Keith Bryan recibió un disparo en un lado de la cabeza. Rebecca Bryan afirmó que el disparo fue realizado por un intruso que vio entrar a la casa desde el garaje. Pero Keith Bryan nunca volvió la cabeza para mirar a su tirador.

Hesse dijo que mantuvo la cabeza hacia adelante porque el pistolero era alguien a quien amaba y escondió el arma debajo de una manta que usaban para mantenerse calientes mientras se acurrucaban en su sofá.

“Este fue el trabajo de un cobarde”, dijo Hesse. “Esta era alguien que tuvo que acercarse sigilosamente detrás de su esposo para que no la viera. Este es el trabajo de la esposa de Keith Bryan”.

Investigadores en caso de asesinato de Bryan testifican el martes

El abogado defensor Gary James interrogó a dos agentes de la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma sobre su manejo de la búsqueda y la evidencia de la muerte a tiros del jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan.

Por Bryan Dean – NewsOK.com

14 de mayo de 2013

EL RENO — El abogado de Rebecca Bryan pasó varias horas el martes tratando de que los agentes de OSBI admitieran los errores cometidos durante la investigación del tiroteo de su esposo.

Becky Bryan, de 54 años, está en juicio por asesinato por la muerte del jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan, de 52 años, quien fue asesinado a tiros el 20 de septiembre de 2011 en su casa de Mustang.

La policía pidió ayuda a la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma después de que Becky Bryan llamara al 911 poco después de las 10 de la noche e informara que un intruso había entrado en su casa en 1320 W Rose Hill Drive y le disparó una vez a su esposo en la cabeza.

Los investigadores dirigieron su atención a Becky Bryan luego de que se encontrara un arma de su propiedad en la secadora de su casa, junto con un casquillo gastado, un guante y una manta con agujeros de bala aparentes.

El testimonio anterior se centró en los encuentros sexuales que tuvo Becky Bryan en los días previos al tiroteo y su comunicación con un ex amante que terminó su relación extramatrimonial en 2010.

Los agentes de OSBI Martin Solorzano y Shawn Wright testificaron el martes sobre el registro de la casa de Bryan en las horas posteriores al tiroteo y varios otros aspectos de la investigación.

Wright encontró una caja de armas para una pistola semiautomática Ruger LCP calibre .380 debajo del colchón en el lado de la cama de Becky Bryan en la sala de estar de la pareja junto con varias cajas de municiones.

Solorzano dijo que buscó en el lavadero de la casa.

Notó una manta a través de la puerta transparente de la secadora. Solorzano dijo que sacó la manta y escuchó que varios artículos caían al suelo del cuarto de servicio. Esos artículos incluían una pistola semiautomática Ruger calibre .380, un casquillo gastado y un guante de goma.

La manta tenía varios agujeros redondos que parecían agujeros de bala, dijo Solorzano.

Wright dijo que el número de serie del arma coincidía con el número de serie de la caja del arma que se encuentra debajo del colchón.

Cuestiones de procedimiento

El abogado de Becky Bryan, Gary James, cuestionó a Solorzano y Wright sobre su manejo de la búsqueda y la evidencia. Preguntó por qué los agentes no se cambian los guantes, sugiriendo que los residuos de disparos podrían haber sido transferidos a la evidencia por los agentes que manipularon los artículos durante la búsqueda.

James también preguntó por qué los agentes no buscaron huellas dactilares en la secadora donde se encontró el arma y por qué no fotografiaron el casquillo encontrado en la secadora.

Wright dijo que la carcasa debería haber sido fotografiada y que, «con el beneficio de la retrospectiva», tomar las huellas dactilares de la secadora podría haber sido una buena idea.

James también mencionó un informe de un testigo que vio un vehículo en el área de Mustang similar al que Becky Bryan informó que el intruso conducía mientras huía de la casa.

La única forma de salir del barrio de los Bryan. está en State Highway 152, la carretera principal este/oeste a través de Mustang.

“Pone a alguien en un vehículo similar en la autopista 152 minutos después de las 10 pm conduciendo de forma errática”, dijo James sobre el informe del testigo.

James preguntó por qué los agentes no vieron las imágenes de las cámaras de seguridad de los negocios cerca del área donde se vio el vehículo. Wright no pudo responder. Dijo que no estaba al tanto del informe del testigo del vehículo hasta hace poco.

Durante el contrainterrogatorio, Wright dijo que es posible que Becky Bryan pudiera haber tenido residuos de disparos en sus manos si hubiera estado sentada cerca de donde le dispararon a su esposo.

Becky Bryan le dijo a la policía que estaba sentada en una silla en la sala de estar cuando el intruso entró por el garaje y le disparó a Keith Bryan en la cabeza mientras estaba sentado en el sofá. Informó que el intruso se disculpó y dijo que Keith Bryan debería haberlo contratado y luego se fue por el garaje.

La evidencia encontrada en la secadora es clave para el caso porque un intruso que entra y sale de la casa de Bryan a través del garaje no habría pasado por el cuarto de servicio para deshacerse de ningún artículo.

bala coincidente?

Los investigadores han dicho que la bala utilizada para dispararle a Keith Bryan coincidía con el arma encontrada en la secadora. James ha teorizado que el disparo podría haber sido disparado con un arma idéntica robada de la casa del hijo de la pareja unos meses antes.

El testimonio está programado para continuar el miércoles, y el juez de distrito Gary Miller se disculpó con los miembros del jurado el martes por la duración del juicio, diciendo que espera que concluya esta semana, pero que no puede dar garantías.

La acusada de asesinato de Mustang, Becky Bryan, le dijo a la policía: «Estábamos muy enamorados».

El testimonio se reanuda por segunda semana en el juicio por asesinato de una mujer acusada de disparar fatalmente a su esposo, el jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan.

Por Nolan Clay – NewsOK.com

13 de mayo de 2013

EL RENO — En una entrevista con la policía en el hospital después de que le dispararan a su esposo, la acusada de asesinato Becky Bryan dijo: “Estábamos muy enamorados”.

Los miembros del jurado escucharon atentamente el lunes la grabación de 35 minutos de la entrevista que comenzó alrededor de la 1:30 am del 21 de septiembre de 2011.

“Es como el esposo más increíble”, dijo en la grabación sobre su esposo, el jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan. “A todo el mundo le gusta Keith”.

Sin embargo, el jurado escuchó el testimonio el lunes de que la agente de bienes raíces engañó a su esposo horas antes, con un cliente.

El cliente, Wesley Hubert, le dijo al jurado que Becky Bryan se detuvo en su casa en McLoud en su camino de regreso a su casa en Mustang desde Tulsa. Dijo que habían coqueteado antes pero que nunca habían tenido relaciones sexuales.

Dijo que después de hablar de algunas cosas, ella fue al baño. “Y, cuando salió, vestía un traje de rejilla”, dijo.

“Fue impactante para mí principalmente que realmente iba a suceder”, dijo. “Ella había estado a solas conmigo antes… y nunca había pasado nada”.

Becky Bryan está acusada de asesinato en primer grado por dispararle a su esposo dentro de su casa Mustang el 20 de septiembre de 2011. Murió en el hospital al día siguiente. Tenía 52 años.

Llevaban casados ​​33 años.

Tuvo una breve relación extramatrimonial que terminó a principios de 2010. Los fiscales han presentado pruebas de que quería reunirse con el ex amante de Hugo, Mark Holbrook.

Ella había dejado un mensaje para el ex amante antes del tiroteo de que estaba a punto de recibir una gran herencia, según el testimonio en el juicio.

Fue arrestada después de que se encontrara el arma utilizada en el tiroteo dentro de una secadora de ropa en la casa.

Ella culpa a un intruso por el tiroteo.

Si es declarada culpable, Becky Bryan, de 54 años, enfrenta cadena perpetua o cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

El juicio, ahora en su segunda semana, se ha centrado en el comportamiento atrevido de la acusada en los días previos al tiroteo y cuán tranquila actuó en las horas inmediatamente posteriores.

Los miembros del jurado, por ejemplo, escucharon el lunes que ella envió fotos de desnudos y mensajes de texto explícitos el día anterior al tiroteo a otro agente de bienes raíces.

El testigo, Karl Oltermann, dijo que él y Becky Bryan nunca antes habían coqueteado y que se conocían por tomar clases de bienes raíces juntos. Cuando se le preguntó si los mensajes de texto salieron completamente de la nada, dijo: «Sí, señor, mucho».

Dijo que ella quería que fuera a Tulsa y tomara unas copas con ella.

La testigo dijo que los mensajes de texto se volvieron extremadamente explícitos sobre lo que quería hacer después.

Dijo que en un momento ella escribió «quería montar ese vaquero alto».

En la entrevista en el hospital, con un detective de la policía de Mustang y un agente de la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma, Becky Bryan afirmó que el intruso se disculpó después de dispararle a su esposo a quemarropa.

Ella dijo que el intruso, usando una palabrota, le dijo: “Debería haberme… contratado”.

Ella dijo que ella y su esposo habían estado viendo “Carrie”, una película de terror. Ella describió gráficamente el tiroteo, diciendo que a su esposo se le salieron los ojos de las órbitas.

Durante la entrevista, admitió que había solicitado el divorcio el año anterior y se había mudado por un tiempo.

“Sí, tuvimos nuestros problemas”, dijo. “Era como una persona totalmente diferente después de que regresé. Estábamos bastante enamorados”.

Un testigo dijo el lunes que Becky Bryan en 2010 había llamado a su ex amante su alma gemela y habló de fingir un embarazo para que él estuviera con ella. La testigo, Pamela Woodard, era amiga de la víctima desde hacía mucho tiempo.

«Fue muy difícil. Fue muy triste revivir todo”, dijo Woodard a los periodistas después sobre su testimonio. “Fue muy surrealista”.

Becky Bryan habló sobre su ex amante camino al hospital después de que le dispararon a su esposo, dijo otro testigo, dijo Sharon Valdez.

Valdez le dijo al jurado que Becky Bryan dijo: «¿Alguna vez has amado tanto a alguien que harías eso?»

Becky Bryan no explicó a qué se refería, según el testimonio.

Juicio de Rebecca Bryan: Sexo, mentiras, reuniones enumeradas

Los testigos en el juicio de Rebecca Bryan describen asuntos, llamadas, interludios antes de que su esposo fuera asesinado en su casa de Mustang, Oklahoma.

Por Bryan Dean – NewsOK.com

11 de mayo de 2013

EL RENO — El matrimonio de 33 años de Keith y Rebecca Bryan terminó abruptamente cuando él recibió un disparo en la cabeza el 20 de septiembre de 2011 en la casa Mustang de la pareja.

El testimonio de la primera semana del juicio por asesinato de Becky Bryan respalda el argumento de los fiscales de que la relación nunca se recuperó de una relación extramatrimonial que comenzó en 2009.

Becky Bryan afirmó que un intruso entró en su casa en 1320 W Rose Hill Drive alrededor de las 10 p. m. y le disparó a su esposo mientras estaba sentado en el sofá de la sala de estar antes de disculparse con ella y decirle que el jefe de bomberos debería haberlo contratado.

Los fiscales argumentan que Bryan tomó una Ruger calibre .380 que se sabía que llevaba para defensa personal, la cubrió con una manta de la casa de Bryan y le disparó a su esposo a quemarropa. Su arma fue encontrada en la secadora del lavadero de la pareja, junto con un guante de látex, un casquillo y la manta, acribillada con agujeros del tamaño de balas.

asunto comienza

Becky Bryan y Mark Holbrook, de Hugo, tuvieron un romance que terminó en enero de 2010, Holbrook testificó. Dijo que ella continuó contactándolo mucho después de que terminó la relación y ambos se comprometieron a no contactarse.

Testificó que Bryan le dejó un mensaje de voz tres horas antes del tiroteo, diciéndole que todavía lo amaba, que esperaba recibir una gran herencia pronto y que planeaba mudarse a Hugo para estar cerca de él.

Los fiscales argumentan que el amor de Bryan por Holbrook se desbordó en los días previos al tiroteo de su esposo cuando tuvo relaciones sexuales con dos hombres, uno de ellos un extraño, y envió fotos de sí misma desnuda a otros en un intento de seducirlos antes de matar a Keith Bryan.

Los fiscales y el abogado de Becky Bryan, Gary James, están de acuerdo en que el matrimonio de la pareja se tensó después de que ella conoció a Holbrook en una clase de bienes raíces en el verano de 2009. La clase fue tres días a la semana durante tres semanas y los dos se hicieron amigos.

Ambos estaban casados ​​y Holbrook dijo que se separaron como nada más que amigos cuando terminó la clase. Semanas más tarde, Holbrook y Bryan se encontraron nuevamente en Tulsa cuando tomaron el examen de bienes raíces para el que habían estado estudiando durante la clase.

Holbrook dijo que fueron a almorzar después de la prueba.

“En ese momento, empezamos a hablar más a nivel personal”, dijo Holbrook. “Empezamos a tener sentimientos el uno hacia el otro más que amigos”.

Se conocieron unas semanas más tarde en un parque en Weleetka, aproximadamente a medio camino entre la casa de Holbrook en Hugo y la casa de Bryan en Mustang. Sus sentimientos mutuos crecieron.

Mientras Bryan y Holbrook continuaban hablando, hablaron sobre dejar a sus cónyuges y casarse. Pasaban los fines de semana juntos cada vez que podían alejarse del trabajo y la familia.

Comenzaron a tener relaciones sexuales en diciembre de 2009, dijo.

Holbrook se había mudado de su casa pero nunca solicitó el divorcio. Becky Bryan solicitó el divorcio en enero de 2010, justo cuando ella y Holbrook iban a pasar un fin de semana juntos en una cabaña que alquiló en Broken Bow.

Holbrook testificó que esa fue la mayor cantidad de tiempo que había pasado con Becky Bryan, y sus sentimientos comenzaron a cambiar.

“Empecé a darme cuenta de que ella no era la persona que yo pensaba que era”, dijo Holbrook. “Se volvió manipuladora. Quería que me divorciara de mi esposa antes de lo que yo quería. Yo no iba a hacer eso. Iba a hacerlo en mi tiempo”.

Holbrook decidió terminar las cosas con Bryan. Ambos acordaron contárselo a sus cónyuges.

Al día siguiente, Holbrook recibió una llamada de Keith Bryan. Becky Bryan también estaba en la línea. Holbrook dijo que confirmó la aventura y se disculpó con Keith Bryan.

“Le hice la promesa de no tener más contacto con ella”, dijo Holbrook. “Estuvo de acuerdo en que deberíamos tratar de reconciliarnos con nuestros cónyuges y seguir con nuestras vidas”.

votos rotos

Los Bryan volvieron a estar juntos después de que terminó la relación entre Becky Bryan y Holbrook. Los amigos testificaron que Keith Bryan hizo un esfuerzo adicional para hacerla feliz.

Jana Hickman, esposa del jefe de bomberos de Mustang, Carl Hickman, dijo que conoce a la pareja desde hace más de 20 años. Poco después de reconciliarse, las dos parejas fueron juntas a un baile de bomberos en la ciudad de Oklahoma.

“Keith era en gran medida un caballero”, dijo Hickman. “Él le sacaba una silla. Estaba más allá de lo que le había visto hacer tratando de mantenerla muy feliz”.

Según los informes, Keith Bryan les dijo a sus amigos que el matrimonio iba bien, pero Hickman dijo que algo todavía parecía extraño.

“Eran incómodos”, dijo. “No eran tan amantes de la diversión cuando los veíamos”.

Holbrook dijo que Bryan apareció en la entrada de su casa en marzo de 2010. Un hombre salió del auto y se le acercó, pero cuando Holbrook vio a Becky Bryan en el auto, le dijo al hombre que no se acercara más y que saliera de la propiedad. Lo hicieron.

Volvió a aparecer en Hugo en febrero de 2011. Holbrook estaba trabajando en su oficina cuando Bryan salió del lado del pasajero de un automóvil y se le acercó.

Sexo, conducta inapropiada

El comportamiento de Becky Bryan se volvió aún más extraño en los días previos al tiroteo de su esposo, testificaron amigos.

Debbie Proctor, quien estuvo con Bryan en las horas posteriores al tiroteo de su esposo, dijo que Bryan le dijo que había engañado a Keith Bryan cuatro días antes del tiroteo. Había ido a Fort Worth, Texas, a la boda de un amigo, conoció a un hombre en un bar y tuvo relaciones sexuales con él.

El día antes del tiroteo, Becky Bryan fue a Tulsa para una conferencia de trabajo. Mientras estaba allí, conoció a Bill Whitestarber, un agente de bienes raíces de Tulsa.

Whitestarber testificó que habló con Becky Bryan por no más de unos minutos ese día. A la mañana siguiente, recibió varios mensajes de texto de ella invitándolo a su habitación de hotel.

Las imágenes adjuntas a los mensajes, que fueron admitidas como evidencia, mostraban a Becky Bryan desnuda. Whitestarber dijo que estaba «asustado» y le envió un mensaje de texto a Bryan diciendo que las fotos eran inapropiadas y que estaba en la conferencia con su prometida.

Los fiscales dijeron que Bryan envió mensajes similares a otro hombre, subtitulando una foto de sus genitales, «Monta esto, vaquero».

En el camino de regreso de Tulsa el 20 de septiembre, pasó por la casa McLoud de Wes Huber. Los dos tuvieron relaciones sexuales antes de que Becky Bryan regresara a Mustang, dijeron los fiscales.

Alrededor de las 7 pm, después de que Becky Bryan regresara a casa, dejó un mensaje de voz que Holbrook escucharía al día siguiente mencionando su amor por él, una posible herencia y su intención de comprar una casa en Hugo.

Justo después de las 10 p. m., Becky Bryan llamó al 911 para informar que Keith Bryan había recibido un disparo. Amigos cercanos llegaron a la casa para apoyarla mientras la policía investigaba.

Hickman dijo que Bryan estuvo hablando por teléfono sin parar en las horas posteriores al tiroteo mientras amigos y familiares se sentaban en el porche trasero. Ella testificó que Bryan se rió mientras hablaba por teléfono y volvió a contar detalles sangrientos sobre el tiroteo en numerosas ocasiones.

Proctor testificó que Becky le mostró a un automóvil lleno de personas que se dirigían al hospital para ver a Keith Bryan una foto del pene de Huber y le preguntó si Proctor podía creer que había tenido relaciones sexuales con el hombre ese día.

Más tarde les dijo a los que estaban en el automóvil que lo único por lo que se sentía culpable era por acostarse con otro hombre el día que le dispararon a su esposo, dijo Proctor.

Kathy Thomas, una psicóloga llamada al estrado el viernes por el abogado de Bryan, reconoció que el comportamiento de Bryan fue «extraño» dadas las circunstancias.

“Parecía que ella no estaba tan preocupada por su esposo”, dijo Thomas.

Acusan a esposa del jefe de bomberos de Nichols Hills asesinado

Rebecca Bryan está acusada de asesinato por la muerte a tiros de su marido. El jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan, murió en un tiroteo el 20 de septiembre en su casa Mustang.

Por Tiffany Gibson – NewsOK.com

30 de septiembre de 2011

EL RENO — Vestida con un traje de presidiario a rayas anaranjadas y blancas y anteojos, con grilletes en los pies, Rebecca Bryan caminó lentamente por una sala del tribunal del condado de Canadian y le sonrió a su hijo, Kent Bryan, y articuló las palabras: “Te amo”. .”

La esposa del asesinado jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan, fue acusada el viernes de asesinato en primer grado y compareció ante el tribunal para su lectura de cargos inicial. Fue arrestada el 23 de septiembre por la muerte a tiros de su esposo en su casa Mustang en 1320 W Rose Hill Drive.

El abogado de Bryan, Gary James, se declaró inocente en su nombre.

“Tienen que demostrar que lo hicimos”, dijo James después de la audiencia. “Probablemente haya visto el 2 por ciento de la evidencia en este caso. Resérvate el juicio”.

El fiscal Paul Hesse pidió que Bryan sea retenido en la cárcel del condado de Canadian sin derecho a fianza. James dijo que presentará una solicitud de fianza. La próxima cita en la corte de Bryan está fijada para el 4 de noviembre a las 9 am.

Hesse se negó a comentar sobre el caso.

Keith Bryan, de 52 años, murió de una herida de bala en la cabeza el 20 de septiembre.

Rebecca Bryan, de 52 años, afirmó que un intruso le disparó a su esposo y huyó en una camioneta.

Ella le dijo a un despachador del 911 que un hombre de 25 o 26 años, que vestía una sudadera con capucha, le disparó a su esposo y luego se disculpó y dijo que el jefe de bomberos debería haberlo contratado.

Fue arrestada en un hotel de la ciudad de Oklahoma después de que los investigadores dijeran que encontraron una pistola calibre .380, un casquillo gastado y un guante en una secadora de ropa en su casa. Se encontraron municiones y una caja de armas de fuego entre el colchón y los somieres en lo que parecía ser su lado de la cama, dijeron.

Los investigadores dijeron que la secadora estaba en un cuarto de servicio y no en el camino que Bryan le dijo a la policía que un intruso tomó del garaje a la sala de estar y de regreso.

Bryan dio a los investigadores su consentimiento por escrito para registrar la casa.

Las órdenes de allanamiento presentadas esta semana muestran que se tomaron muestras de ADN de Rebecca Bryan, y el teléfono celular de su esposo estaba entre los artículos sustraídos de la casa.

Bryan solicitó el divorcio en enero de 2010, pero la pareja vivía junta en la casa en el momento de su muerte.

Al salir de la sala del tribunal el viernes, Bryan saludó a su hijo.

James dijo que su otro hijo, Trent Bryan, es un bombero de El Reno que no pudo asistir a la audiencia. Ambos hijos han apoyado a su madre y la han visitado en la cárcel, dijo James.

“Ella tiene una muy buena familia”, dijo.

Las autoridades publican llamadas al 911 en la muerte del jefe de bomberos de Nichols Hills

El Departamento de Policía de Mustang ha publicado las grabaciones de las llamadas al 911 realizadas por la esposa del jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan, quien murió después de un tiroteo el martes por la noche en su casa.

Por Michael Kimball y Bryan Dean

23 de septiembre de 2011

MUSTANG (AP) — Los investigadores que investigan la muerte a tiros del jefe de bomberos de Nichols Hills, Keith Bryan, tienen poco para continuar y esperan encontrar una pista que los conduzca a su asesino, dijeron las autoridades el jueves.

Jessica Brown, portavoz de la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma, dijo que los investigadores están hablando con tantas personas como pueden, con la esperanza de que alguien tenga la información clave que pueda guiarlos en la dirección correcta.

“Estamos haciendo pruebas forenses a los artículos”, dijo Brown. “Una de las cosas que hicieron nuestros agentes hoy fue regresar y sondear el vecindario nuevamente, preguntarle a la gente si vieron o escucharon algo”.

El médico forense estatal dictaminó el jueves que Bryan murió de un solo disparo en la cabeza. La policía de Mustang publicó el jueves grabaciones de dos llamadas al 911 que la esposa de Keith Bryan, Becky, hizo el martes por la noche después de que le dispararan en su casa en la cuadra 1300 de W Rose Hill Drive.

En los segundos finales de su segunda llamada al 911, Becky Bryan describe a su esposo como «sin aliento».

“Está goteando, es como moverse”, dijo Becky Bryan en la llamada, realizada alrededor de las 10:05 p. m. “Tengo que tener a alguien aquí”.

Su voz se escucha durante los primeros 17 segundos de la primera llamada, realizada desde su teléfono celular, hasta que aparentemente la llamada se corta. Bryan primero le pregunta si se comunicó con la policía de Mustang, luego comienza a describir «un joven de unos 25 años» hasta que su voz se corta en la llamada.

Bryan volvió a llamar desde un teléfono fijo en una llamada que duró 1 minuto y 20 segundos. Describe a un hombre de unos 25 o 26 años vestido con una sudadera con capucha que entró por la puerta del garaje de su casa.

“Le disparó a mi esposo en la cabeza. Mi esposo está acostado aquí sangrando en mi sofá en este momento”, dijo Bryan en la llamada. “Y él (el tirador) se volvió hacia mí y me dijo: ‘Señora, lo siento mucho’, dijo, ‘pero su esposo debería haberme contratado’”.

La voz de Bryan se eleva y suena cada vez más desesperada y molesta a medida que avanza la llamada.

«Ay dios mío. Está en una pequeña camioneta, ¿de acuerdo? Va por mi calle”, dijo Bryan, quien continuó diciendo que era una camioneta de color oscuro que conducía hacia el oeste.

La llamada termina poco después cuando ella dice que tiene que irse, mientras su esposo jadea por aire.

Keith Bryan, de 52 años, murió alrededor de las 6 am del miércoles en el Centro Médico OU en la ciudad de Oklahoma.

La policía de Mustang y la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma no han ofrecido una descripción del tirador más detallada que la que dio Becky Bryan en la llamada al 911. No se han nombrado sospechosos, y nadie ha sido arrestado.

La policía de Mustang ha aplazado los comentarios al OSBI sobre el caso.

Brown y el jefe de policía de Mustang, Chuck Foley, dijeron que Becky Bryan es la única testigo del incidente y los investigadores hablaron con ella mientras intentaban desarrollar pistas.

Las autoridades han dicho que es posible que el tirador fuera un solicitante de empleo descontento y sin éxito.

El Departamento de Bomberos de Nichols Hills no ha contratado ni entrevistado a nadie desde 2007. El Departamento de Bomberos de Oklahoma City, mucho más grande, contrata con frecuencia y su jefe, Keith Bryant, tiene un nombre similar al de Keith Bryan.

Los bomberos de la ciudad de Oklahoma aumentaron la seguridad de la sede luego del tiroteo, aunque en ese momento Bryant estaba en Washington, DC, para una conferencia.

Becky Bryan solicitó el divorcio de su esposo en enero de 2010. El divorcio aún está pendiente.

Los esfuerzos para contactar a Becky Bryan no han tenido éxito.

Detective del Crimen

Los trapitos del armario investiga los rincones más oscuros de la vida humana. Ofrece a los espectadores historias de crímenes de la vida real. Nuestro sitio está dedicado a historias de crímenes reales, porque la realidad es más oscura que la ficción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba